Ruiz-Mateos defiende la liquidez de Nueva Rumasa

Después de que en 2010 se declarase el embargo preventivo para Nueva Rumasa, sociedad perteneciente al empresario Jose María Ruiz-Mateos, el hólding ha venido aplazando el pago a los acreedores hasta recurrir al blindaje para evitarse el concurso. Lo ha logrado gracias al artículo 5.3. de la llamada Ley Concursal, por la cual Nueva Rumasa cuenta con tres meses, más uno de prórroga, para iniciar una reestructuración de la deuda con entidades y proveedores. Es decir, Ruiz Mateos y su familia tienen unos meses más de plazo para idear nuevas fórmulas de pago que calmen los ánimos de los acreedores y eviten que las sociedades que controlan salgan a concurso. Hablamos de  Clesa, Dhul, Carcesa (Apis), Hibramer, Garvey, Hotasa, Trapa, Quesería Menorquina, Elgorriaga y Rayo Vallecano.

Logo de Nueva Rumasa.

Este recurso, además de permitirles ganar tiempo, da margen para un posible acuerdo con los acreedores. Pese a que dicha operación de blindaje evidencia de forma clara que es muy probable que Nueva Rumasa deba prepararse para un proceso concursal, el empresario Ruiz-Mateos sigue asegurando que el dinero de los inversores se encuentra fuera de peligro. En una puesta en escena perfectamente planificada, respaldado por seis de sus hijos más veintidós empleados de la compañía, el empresario gaditano ha realizado unas declaraciones contundentes que han sido recogidas por Expansión:“Que nadie dude en absoluto, porque su dinero está a salvo. Si no pudiera satisfacer la obligación con mis inversores y careciera de la fe que tengo, me pegaría un tiro porque no podría soportar el sufrimiento que me ocasionaría”. Una clara alusión a los pequeños inversores que tienen depositados sus ahorros en el hólding.

Pese a reconocer que atraviesan por problemas serios de liquidez, Ruiz-Mateos no ha querido dejar pasar la oportunidad de arremeter contra «el comportamiento de determinados bancos«, que ha calificado de «deleznable e insólito”. Se refiere en concreto al Banco Santander, que les ha cortado el crédito, y a The Royan Bank of Scotland, que reclama en los tribunales el pago de 36 millones de euros. El patrimonio de Nueva Rumasa se cifra en 6.000 millones de euros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...