Rajoy ve injustificable la expropiación de YPF

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha mostrado hoy su «profundo malestar» por la decisión argentina de expropiar YPF «sin justificación alguna y sin razón económica» que lo explique. Además, ha asegurado que esta decisión «rompe el buen entendimiento» y que España defenderá con perseverancia los «intereses legítimos» de Repsol.

Rajoy ha hecho estas declaraciones tras participar en el Foro Económico Mundial sobre América Latina que se celebra en Puerto Vallarta (México). Allí, Rajoy ha recibido la solidaridad de dirigentes latinoamericanos como el presidente mexicano, Felipe Calderón, o el guatemalteco, Otto Pérez Molina. Sin embargo, a la reunión no ha asistido ningún responsable del Gobierno de Cristina Fernández.

La decisión «afecta y mucho a la reputación internacional de Argentina», perjudica a España y perjudica a Repsol, «que se ha visto expropiada sin justificación alguna y sin razón económica, porque no la hay, que explique lo ocurrido», ha explicado el presidente.

Por ello, Rajoy ha garantizado que su Gobierno trabajará «con intensidad y perseverancia» para defender los intereses de la empresa española, «que ha contribuido al crecimiento económico y social de Argentina», y también para defender un modelo de relaciones económicas y comerciales basado en «el respeto mutuo entre los países».

También expresó su preocupación de que, tras lo sucedido, se instaure un ambiente de inseguridad inversora. Aunque, en su opinión, se trata de una acción «puntual», puede haber inversores que erróneamente interpreten que hay riesgos en el conjunto del área y eso sería «sumamente injusto».

«Lo que ayer le ha pasado a una empresa española alguien puede pensar que puede ocurrirle mañana a cualquier otra inversión. Eso crea un grave precedente», ha advertido.

También ha recordado que el continente latinoamericano se ha beneficiado de la presencia de empresas europeas y españolas, que han transferido capital y tecnología para modernizar su estructura productiva, y ha exigido «un marco jurídico y económico estable y, sobre todo, entendible».

Además, ha defendido el papel de los principales bancos españoles asentados en el continente -el Santander y el BBVA- y ha asegurado que, aunque en España están haciendo importantes ajustes en sus balances para cumplir con la reforma del sector financiero, su actividad en Latinoamérica no se verá afectada, ya que operan según las respectivas legislaciones nacionales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...