Rajoy pide en el G20 que el rescate no sea mediante deuda pública

Mariano Rajoy ha llegado a México con el propósito último de renegociar el rescate a la banca española. El presidente del Gobierno decía el fin de semana pasado que se trataba una línea de crédito, beneficioso para la economía española, y se jactaba de haber presionado él mismo para que se produjera. Horas antes, Luis de Guindos, aseguraba que las condiciones del préstamos serían «extremadamente favorables«. Una semana después, Rajoy aterriza en la cumbre del G20 para intentar que el rescate no sea mediante deuda pública, algo que está asfixiando a la economía española.

La razón es lo que estamos viendo durante esta última semana: la presión de los mercados no cesa. Ni el rescate ni el resultado de las elecciones griegas han dado un respiro. Al contrario, aumenta su intensidad y mantiene cercada a la economía, al borde del colapso. Ayer la prima de riesgo alcanzaba los 570 puntos y el bono español a diez años superaba el 7’13% de interés. Comprar deuda pública española a día de hoy es como quitarle un eslabón a la cadena que estrangula su economía, dado los altos intereses que debe pagar. Si el rescate, tal y como estableció Bruselas la semana pasada, se realiza mediante deuda pública, vía FROB, la deuda española crecería hasta el 90% de su PIB, con lo que el rescate resultaría ser un jarro de gasolina al incendio español: los inversores desconfiarán más en que España pueda retornar el préstamo, por lo que los intereses seguirían aumentando y vuelta a empezar.

Según fuentes gubernamentales en México, Rajoy ha esgrimido ante el resto de mandatarios la necesidad de “romper el vínculo entre el riesgo bancario y riesgo soberano, que ha resultado ser tremendamente dañino”. El propósito del líder del Ejecutivo español es que el rescate se inyecte directamente desde el fondo de garantías a la banca española. El resto de dirigentes se han hecho eco de su propuesta y la incluyen en el informe del grupo, pero lo que parece será más complicado es que Merkel, presente en la cumbre, acepte una renegociación que incluiría cambiar las reglas. Rajoy busca aliados para lanzar un último órdago, o el penúltimo, hasta la semana que viene.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...