¿Quién es… Mario Monti?

Reconocido profesor universitario, Monti se hizo cargo del Gobierno de Italia y adoptó una serie de medidas de choque que evitaron el colapso financiero del país.

monti

En noviembre de 2011, la salud de la economía italiana daba claros síntomas de estar resintiéndose a marchas forzadas. La abultada deuda pública, la ausencia de reformas durante la crisis y la errática trayectoria del Gobierno de Silvio Berlusconi había colocado a la cuarta economía europea en una posición insostenible. Fue entonces cuando emergió la figura de un veterano economista que llevaba algunos años apartado de la arena política. Mario Monti evitó el colapso financiero de su país y por ello ahora su figura vuelve a ser revindicada.

Mario Monti nació en Varese en 1943, cuando el país se encaminaba hacia una derrota ya segura en la Segunda Guerra Mundial. La familia no gozaba de una posición demasiado desahogada pero aun así pudo garantizar a su hijo una sólida formación que desembocaría en sus estudios de doctorado en la Universidad de Yale. Alumno del Premio Nobel James Tobin, Monti regresó a Italia para impartir clase de Economía en la Universidad de Turín entre 1970 y 1985. Entre 1989 y 1994 sería rector en la Universidad de Bocconi.

Aquel mismo año arrancaría una fructuosa relación con las instituciones de la Unión Europea. Monti fue propuesto por Berlusconi como Comisario de Mercado Interior, cartera que cambiaría en 1999 por la de Competencia. En 2004, sus relaciones con el Gobierno italiano (controlado por Berlusconi en su segunda etapa como primer ministro) habían empeorado notablemente y no fue ratificado como comisario. Con 61 años, Monti se alejaba de la política para ejercer como profesor universitario y asesor empresarial.

Este retiro se truncó en 2011. El presidente Giorgio Napolitano le encomendó la tarea de formar un Gobierno de marcado perfil técnico que corrigiera los graves desequilibrios económicos del país. Monti no vaciló a la hora de recortar el gasto público y ajustar los fondos de los ministerios a los objetivos de déficit. En diciembre de 2012, perdió el apoyo parlamentario necesario para seguir gobernando y convocó unas elecciones en las que los italianos solo le dieron el 10% de los votos. Cuatro años después, empiezan a echarlo en falta.

Foto: Zinneke

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...