¿Puede motivar China una tercera recesión en Europa?

El impacto de la crisis china en el viejo continente será significativo pero no crítico, pudiendo sortear la que sería su tercera recesión.

china

Lo ocurrido el pasado lunes 24 de agosto va a tener importantes ramificaciones en las próximas semanas, no cabe ninguna duda de ello. Las mayores caídas bursátiles globales desde 2008 bien merecen un análisis sosegado y un estudio exhaustivo del posible impacto de los numerosos focos de inestabilidad en la economía mundial. Mirándonos un poco el ombligo, resulta evidente que Europa se encuentra todavía muy débil para resistir un envite de grandes proporciones, de ahí los temores al posible contagio chino. ¿Cómo nos afectará?

La mayoría de analistas coinciden en que no es plausible que el viejo continente o la Unión Europea puedan adentrarse en una nueva recesión, que sería la tercera en menos de siete años. Sí que se da por sentado que las exportaciones europeas a China van a caer con relativa fuerza, lo cual va a lastrar inevitablemente los resultados de grandes compañías exportadoras. En este sentido, Alemania puede ser uno de los países más castigados por la preferencia de los consumidores chinos de artículos de lujo elaborados en el país de Centroeuropa.

Sin embargo, no es menos cierto que China no es uno de los principales mercados de Europa. De hecho, la estructura económica del continente propicia que este sea a su vez proveedor y consumidor de sí mismo. Esto no sucede prácticamente en ninguna otra región del mundo en los niveles en que ocurre en Europa, con la honrosa excepción de los Estados Unidos (que aun así presentó un déficit comercial bastante inquietante en 2014). Tampoco hay que ser muy alarmistas porque la crisis china es, por ahora, de crecimiento.

Lo que está sobre la mesa es la posibilidad de que China crezca a la mitad de velocidad de lo que lo ha hecho durante los últimos veinte años. Dado que hablamos de cifras de crecimiento que en muchos casos alcanzaron los dos dígitos, ganar un 3% o un 4% anual no puede considerarse un drama. Lógicamente, hay que estar atentos por si la situación se agravara más rápido de lo previsto. Actualmente, el riesgo es relativo.

Vía: elEconomista.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...