Próximo objetivo de Luis de Guindos: la vicepresidencia del BCE

El ministro de Economía español busca una salida tras el fiasco de la presidencia del Eurogrupo y apunta al segundo escalón del BCE como posible destino.

europa

Hace dos semanas, el ministro de Economía español, Luis de Guindos, se llevaba una sorpresa muy desagradable al conocer que no sería el próximo presidente del Eurogrupo. Por apenas un voto de ventaja, el holandés Dijsselbloem conseguía ser reelegido para otros dos años y medio al frente del organismo que reúne a los ministros de finanzas de la zona euro. El mazazo para los intereses españoles fue mayúsculo, ya que la ‘colocación’ de De Guindos era un objetivo diplomático prioritario para el Gobierno.

Como posible premio de consolación, el Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy ha redirigido sus esfuerzos negociadores a conseguir que su ministro sea encumbrado a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE). A juicio del presidente español, nuestro país está claramente infrarrepresentado en las instituciones europeas al contar únicamente con una comisaría (cartera que, además, no colmó las aspiraciones puestas en su momento al ser de escasa entidad). Por ello, Rajoy ya está presionando a sus homólogos europeos para que atiendan su petición de que el número dos del BCE sea español.

No obstante, la estrategia española encuentra un obstáculo temporal bastante importante. El puesto al que aspira el ministro español está ocupado por un portugués, Vitor Constancio, y su mandato no concluirá hasta 2018. El propio De Guindos ha insistido en que los nombramientos no obedecen a criterios electorales y que por ello los plazos son distintos. Estas palabras apuntan a la posibilidad de que no sea el actual ministro de Economía el que finalmente ocupe ese alto cargo dentro de tres años.

También cabría la posibilidad de que De Guindos estuviera insinuando que podría propiciarse la salida precipitada de Constancia, eventualidad esta muy poco probable de acuerdo con el funcionamiento de las instituciones europeas. Eso sí, el calendario electoral podría cambiarlo todo y tanto Portugal como España celebrarán sus elecciones generales a finales del presente año, con una gran incertidumbre en ambos casos (sobre todo, en nuestro país). Sea como sea, el discurso oficial insiste en que España merece más y la citada vicepresidencia es el objetivo.

Vía: La Vanguardia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...