Proceso de unión de bancos y cajas de ahorro en España

El Secretario de Estado está organizando la fusión de Ibercaja, Unicaja, Liberbank y Banco Mare Nostrum, las cuales poseen una agujero de unos 6.700 millones de euros. El principal objetivo que persigue dicha unión es la de crear un banco fuerte que haga frente a los problemas que se avecinan. Si finalmente se produce la concentración de estas cuatro entidades, estaríamos ante el nacimiento del quinto banco con más activos (270.000 millones en activos) en el panorama español.

Hemos comentado aquí, en otras ocasiones, que la matriz del problema económico español reside en el defectuoso funcionamiento de su sistema financiero, más propenso a invertir en pelotazos inmobiliarios que a operar como los usuarios piden. La especulación inmobiliaria ha dejado un gran vacío en las arcas de las entidades bancarias, pero, además, también las ha sumido en un grave problema. Todas esas inversores que poseían en el sector del ladrillo se ven ahora inservibles. Los activos tóxicos derivados del negocio inmobiliario son, sin lugar a dudas, la principal causa de la crisis financiera española. De ahí que se trabaje ahora para sanear un sector de gran fragilidad. Esto es, al menos, el objetivo que ha de perseguir el gobierno español si quiere contentar a la Unión Europea.

Ibercaja y tres entidades más, pendientes de fusionarse

No es que la Comisión Europea, encabezada por Jean-Claude Juncker, dicte a nuestros políticos lo que ha de hacer o dejar de hacer en materia económico, sino que el sentido común se ha impuesto de manera fulgurante sobre los responsables que dirigen nuestra economía: para salir adelante, primero hay que curarse las heridas. Por este motivo, el saneamiento de la banca parece una condición sine qua non para alcanzar cotas de crecimiento económico. En este sentido, cabe resaltar el toque de atención que se ha dado desde el ministerio a cuatro entidades financieras españolas para que organicen cuanto antes un proceso de concentración. La fusión tendría como protagonistas a Ibercaja, Unicaja, Liberbank y Banco Mare Nostrum, las cuales poseen una agujero de unos 6.700 millones de euros.

Las incógnitas sobre la viabilidad de dichos bancos y cajas para que puedan desempeñar su función en el futuro ha molestado especialmente a los responsables políticos de la economía en España. El principal objetivo que persigue dicha unión es la de crear un banco fuerte que haga frente a los problemas que se avecinan. Es evidente que un rescate por parte del gobierno sólo se produce cuando la entidad financiera tiene un peso importante en la economía (ya lo vimos en Bankia). Así, como solución alternativa se promueve una alianza de varias empresas financieras con problemas económicos. Estos no sólo derivan de la deuda ya comentada en el párrafo anterior, sino también de los activos tóxicos financieros que poseen (vinculados con el ladrillo). Si finalmente se produce la concentración de estas cuatro entidades, estaríamos ante el nacimiento del quinto banco con más activos (270.000 millones en activos) en el panorama español.

Foto: jaumemeneses

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...