Presupuestos para contentar a Europa

El pasado día 30 de marzo se aprobaron los Presupuestos Generales del Estado para el curso 2012. En ellos se observa una clara tendencia a reducir gastos para llegar al objetivo del 3% en déficit marcado para el curso 2013. El ministro Luis de Guindo sigue confiando en que España deje de ser un estorbo para la Unión Europea y así se lo ha hecho saber a sus homólogos en la última reunión celebrada en Copenhague.

Tras la huelga general del pasado día 29 de marzo, presenciamos la clara división que sufre la sociedad española. Por una parte, la gran mayoría de los trabajadores vieron en el día de paro el mejor momento para reclamar todo lo que el gobierno conservador de Mariano Rajoy les está quitando. Para ellos, y para los sindicatos, representantes de muchos, la jornada fue todo un éxito. Por otra parte, el sector empresarial con, Juan Rosell, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), al frente, no dudó en calificar la huelga general como un auténtico fracaso. Concretamente, desde la CEOE han afirmado en un comunicado que “la huelga general tiene efectos muy negativos sobre la actividad y la imagen de España, yendo en dirección contraria a las medidas necesarias para salir de la crisis”.

El ministro De Guindos, junto a Mayor Oreja

Coincidencia o no, al día siguiente del paro, el gobierno del Partido Popular presentó los Presupuestos Generales del Estado para el curso 2012. En ellos, como se preveía hace tiempo, están incluidos más recortes de los que ya estábamos sufriendo. En este sentido, está bien destacar las palabras del Ministro de Economía, Luis de Guindos que ya anunciaba por dónde iban los tiros. “Van a ser unos presupuestos comprometidos con la austeridad y va a sentar las bases de la recuperación económica. Vamos a convencer a nuestros socios (…) Lo básico es llegar a finales de 2013 con un déficit del 3% e intentaremos centrarnos en el gasto público”. Esto es, habrá subida de impuestos, pero de manera limitada. Y es que lo que pretende el gobierno popular es “eliminar redundancias e ineficiencias”, nunca perjudicar el consumo. Por este motivo, es posible que en la nueva subida de impuestos se haya obviado la posibilidad de subir, por ejemplo, el IVA.

Si estudiamos en mayor profundidad, las previsiones económicas que realizan los ministros Luis de Guindos y Cristóbal Montoro, parece que los presupuestos han sido diseñados desde Berlín. Y es que Alemania y el núcleo duro de Europa están presionando más que nunca a España para que reduzca su déficit. No obstante, desde el Eurogrupo se sigue confiando en que España levante cabeza. “España está en una situación difícil, pero hace todo lo que podemos esperar razonablemente”, afirmó Jean-Claude Juncker en la última reunión celebrada en Copenhague. A esto responde el máximo responsable en materia económica de nuestro país: “España va a dejar de ser un problema para la Unión”.

Foto: epp_group_official

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...