Por qué Bruselas no sancionará a España

El Eurogrupo no alcanza un acuerdo sobre la sanción a España por el incumplimiento del objetivo de déficit y la CE opta por no generar más rechazo.

parlamento

En las últimas semanas, la confirmación de que el Estado español había rebasado holgadamente el objetivo de déficit para 2015 parecía condenar a nuestro país a ser regañado y multado por Bruselas. Finalmente, solo ha sucedido lo primero y el gobierno en funciones ha logrado evitar una sanción que parecía inevitable. La sorpresa es importante porque el desvío contable ha sido de casi un punto y, por añadidura, obliga a revisar los objetivos para los próximos años. ¿Por qué no habrá sanción?

Tomando como premisa que el Ejecutivo de Mariano Rajoy tenía la obligación de cerrar 2015 con un desfase presupuestario de 4,2% y que el dato real fue del 5,2%, la Comisión Europea no lo tenía difícil para sancionar al país. Si finalmente ha rechazado esta posibilidad se ha debido, fundamentalmente, a criterios políticos. El Gobierno de España, con sus luces y sus sombras, ha seguido la mayor parte de las indicaciones que ha recibido desde Bruselas y no parecía inteligente ganarse otro enemigo de peso.

Una eventual multa a España, que lo hubiera sido también para Portugal, podría haber generado una honda sensación de agravio en dos países que han acometido ajustes años atrás. Para evitar que una medida de represión alentara el populismo en nuestro país, la CE ha optado por pedir garantías a los representantes españoles de que se atajara el déficit con un calendario más flexible. Así, el objetivo final del 3% previsto para 2017 se aplaza hasta el año siguiente (y no es la primera vez que se pospone).

De acuerdo con el protocolo a seguir para aprobar o suspender la sanción, esta debía ser corroborada por el Eurogrupo. Sin embargo, parece que en la última reunión de los ministros de finanzas de la UE no se alcanzó ningún consenso al respecto, lo que permitió al español De Guindos anticiparse a la resolución y apuntar que España no sería multada. En definitiva, todo apunta a que el gobierno ha jugado con fuego y se ha beneficiado de que Bruselas se enfrenta a problemas más perentorios.

Vía: elEconomista.

Foto: © zouris

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...