Oliver Hart y Bengt Holmström, Premios Nobel de Economía 2016

Los dos veteranos profesores han desarrollado su trabajo en el complejo ámbito de la naturaleza de los contratos, ofreciendo alternativas para mejorar sus resultados.

nobel

Hace algunos días, en Empresayeconomía.es recorríamos la última década de los Premios Nobel de Economía para examinar los trabajos que les habían valido a sus autores tan elevado reconocimiento. El pasado lunes 10 de octubre, el jurado de la Real Academia de las Ciencias de Suecia hizo por fin público el nombre del ganador de la edición de 2016. O, mejor dicho, de los ganadores, en tanto este año el galardón ha vuelto a ser compartido por dos académicos: Oliver Hart y Bengt Holmström.

Al igual que en 2015, los premiados son dos profesores universitarios que desarrollan su trabajo en Estados Unidos a pesar de que uno es británico (Hart) y el otro finlandés (Holmström). De igual modo, se trata de dos académicos muy experimentados y que no figuraban entre los principales candidatos que se barajaban en las quinielas mediáticas. Concretamente, la espina dorsal de la investigación de ambos economistas es la naturaleza de los contratos. Y es que, pese a estar tan extendidos en todas las esferas de la vida, pocos estudiosos han teorizado sobre ellos.

No hablamos solamente del diseño de los contratos, algo que estaría más relacionado con el ámbito jurídico que con el financiero, sino de la fuerza que estos ejercen en el comportamiento de ejecutivos y empleados. El trabajo de Hart y Holmström ha puesto el acento sobre los conflictos de intereses y la mejor manera de resolverlos para garantizar el mayor beneficio para ambas partes. Analizando los contratos y sus implicaciones es posible detectar con sorprendente precisión cuál es el estado real de las empresas que los suscriben.

Pero las implicaciones de su trabajo van mucho más allá. Hart, por ejemplo, ha llegado a calibrar incluso cuándo sería deseable que un determinado servicio sea ofrecido por el ámbito público o por el privado en función de sus características. Holmström, en cambio, ha analizado críticamente la función de los bonos corporativos que reciben los ejecutivos. Sus conclusiones pueden permitir un nuevo enfoque de esta figura retributiva que muchas veces se ha visto envuelta por la polémica.

Vía: BBC Mundo.

Foto: © vladislavgajic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...