Obama prepara el relevo en la Fed

Ben Bernanke deja un controvertido legado en la Fed, con intervenciones sistemáticas en la economía norteamericana.

obama

Defenestrado por los liberales por su sistemática intervención en la economía norteamericana y ensalzado por los proteccionistas por garantizar la liquidez del sistema, la singladura de Ben Bernanke al frente de la Reserva Federal (Fed) no ha dejado indiferente a nadie. En el día de ayer, el presidente Barack Obama confirmaba que el controvertido economista dejará su cargo en enero de 2014, justo cuando cumplirá dos mandatos al frente de la institución. Obama, que se encuentra en Belfast con motivo de la cumbre del G8, ha tenido palabras de agradecimiento para Bernanke, a quien responsabiliza de la mejora económica experimentada en el último año.

La trayectoria de Bernanke al frente de la Fed se inició durante el segundo mandato de George W. Bush, en 2006. Y es que, aunque sus últimas actuaciones inviten a pensar lo contrario, el todavía presidente de la Reserva Federal proviene del Partido Republicano. Es más, entre 2005 y 2006 fue el responsable del Consejo de Asesores Económicos del presidente Bush. Su espectacular viraje hacia el intervencionismo sistemático se daría con la llegada de Barack Obama al poder.

Con la confianza del Partido Demócrata, Bernanke fue confirmado en su cargo en 2010. Desde entonces, su política ha sido todavía más heterodoxa. A mediados del año pasado, la Fed comenzó a inyectar 85.000 millones mensuales en la economía norteamericana. A juicio del controvertido economista, la dificultad de las empresas y autónomos para acceder a líneas de crédito era una de las principales causas del estancamiento económico.
Desde luego, no puede negarse que la actuación de Bernanke no haya conseguido efectos a corto y medio plazo. La tasa de paro se ha deshinchado hasta el 7,5% (la menor desde el año 2008) y el consumo interno ha mejorado sensiblemente. Con todo, sus antiguos compañeros del Partido Republicano le achacan el haber hipotecado el futuro del país, ya que la deuda estadounidense sigue desbocada (el equivalente al 106,53% del PIB). En cualquier caso, la lista de los posibles sucesores avanza que Obama apostará por la continuidad.

Fuente: El Economista

Foto: Beth Rankin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...