Merkel pone los recortes en Portugal como ejemplo a seguir

Angel Merkel visitó ayer Portugal, uno de los países que más está sufriendo las medidas de austeridad impuestas por Europa. La canciller alemana dijo que Portugal va por el buen camino, y pidió paciencia a unos portugueses cada vez más asfixiados económicamente.

La canciller alemana, Angela Merkel, hizo ayer una visita fugaz a Portugal, uno de los países que más está sufriendo las duras políticas de austeridad y recortes impuestas por Europa, o lo que es lo mismo, por Alemania. Durante las 5 horas que pasó en tierras lusas, Merkel dijo que Portugal está respondiendo, por lo que cumplirá con el objetivo «del crecimiento y la inversión». Eso si, todavía queda para salir de la recesión, y pidió paciencia a unos portugueses que ven como su PIB ha caído 3 puntos este año y la tasa de paro ronda el 16%.

Pero no todo fueron palmaditas en la espalda. Merkel también exigió a Portugal que mejore su productividad, ya que es la única vía que tienen para «sobrevivir». La canciller dijo que los alemanes saben qué reformas hay que emprender, y las consideró el único camino «para dejar un futuro feliz a las futuras generaciones».

Mientras, el primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, asiente y no deja entrever ninguna posibilidad de que abandone su estrategia de cumplir a rajatabla las órdenes de Merkel. Desde que llegó al cargo en junio de 2011 ha llevado a cabo privatizaciones, ha quitado pagas extras y ha hecho más barato el despido; y ahora se prepara para aprobar unos presupuestos para 2013 que serán los más restrictivos de la historia del país, con un incremento espectacular del impuesto sobre la renta como medida estrella. Todas estas hacen que la popularidad de Passos Coelho entre sus compatriotas caiga rápidamente, y que las protestas en las calles portuguesas sean cada vez mayores.

La oposición lo acusa de haber superado el límite y de haber asfixiado a la sociedad portuguesa siguiendo las órdenes de Merkel, a lo que Passos Coelho justifica el impacto de la crisis en Portugal en su «falta de competitividad», e insiste en bajar la deuda y el déficit público para que el país vuelva a crecer. Ya ha anunciado que prepara una «refundación completa del Estado», con un recorte de 4.000 millones de euros en gasto estatal que nadie sabe de donde saldrán.

Esta visita de Merkel no ha estado exenta de polémica. Los portugueses se manifestaron por las calles de Lisboa, aunque Merkel solo compareció ante la prensa a 20 kilómetros de la capital, en un fuerte militar blindado ante la presencia de manifestantes. Otra de las polémicas llegó por un vídeo grabado por un antiguo líder de los conservadores portugueses con el objetivo de mostrar a los alemanes las bondades de los portugueses y sus esfuerzos, que al parecer ha sido prohibido en el país germano.

Fuente: El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...