Merkel consiente la implantación de un salario mínimo en Alemania

Conservadores y socialdemócratas encarrilan las negociaciones para aprobar el proyecto de ley sobre el primer salario mínimo de la historia de Alemania.

merkel

La contundente victoria electoral de Angela Merkel del pasado año dejó a la invicta canciller alemana a las puertas de conseguir la mayoría absoluta. Esta circunstancia obligó a la CDU a reeditar su pacto con el SPD tal y como ya ocurriera en 2005. Ni que decir tiene que este acuerdo ha permitido a los socialdemócratas amortizar debidamente una derrota bastante clara en las urnas, pues los conservadores se han visto obligados a transigir en determinados aspectos de su programa político.

Uno de los asuntos que más había sonado en las negociaciones previas a la materialización de la “Gran coalición” es el de la introducción del salario mínimo. Dicha regulación, inédita en la historia de Alemania, ha comenzado ya su tramitación al adelantar el Ministro de Economía, Sigmar Gabriel, el acuerdo definitivo del Gobierno. Según se conoció durante el pasado miércoles, los trabajadores alemanas contarán con una retribución mínima de 8,5 euros por hora. Cuestionado sobre el alcance de esta medida, Gabriel ha señalado que confía en que beneficie a no menos de cuatro millones de alemanes.

Por sorprendente que resulte a ojos de la Europa del sur, Alemania jamás había contado con un salario mínimo precisamente por la propia negativa de la sociedad. Es por ello que la CDU ha tratado de tamizar las peticiones iniciales de los socialdemócratas para evitar posibles repercusiones negativas. En este sentido, la formación conservadora desea que los menores de 18 años no puedan beneficiarse del nuevo derecho laboral. El propósito de esta limitación es prevenir posibles abandonos de los estudios ante el atractivo de un sueldo.

En cualquier caso, la norma todavía ha de sortear el escollo de su formulación definitiva como proyecto de ley y la consiguiente tramitación en sede parlamentaria. Este último paso no debería suponer ningún problema habida cuenta de que el texto que se debata ya habrá sido consensuado por las dos grandes fuerzas políticas de Alemania. Aspectos como el posible marco legal específico para jubilados y empleados en “minijobs” son otras demandas conservadoras que podrían colarse en las discusiones.

Vía: ABC

Foto: Gly Lowe Photoworks

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...