Mark Carney retira su órdago y supervisará el ‘Brexit’

El gobernador del Banco de Inglaterra seguirá en el cargo hasta 2019 tras su discusión con la primera ministra a cuenta de su política monetaria.

European flag jigsaw piece with British flag underneath

La política monetaria de los bancos centrales es acusada en muchas ocasiones de estar haciendo seguidismo al poder político. Evidentemente, este tópico encuentra notables excepciones a lo largo de la historia, como cuando el gobernador de la Fed Paul Volcker aceleró la caída de Jimmy Carter con sus subidas de tipos. Recientemente, la primera ministra británica Theresa May acusó al Banco de Inglaterra (BdeI) de estar adoptando medidas contrarias a los intereses de la ciudadanía. El gobernador Mark Carney se lo tomó como una afrenta personal.

En un primer momento, Carney anunció que dejaría su cargo en las próximas fechas, entendiendo que May había comprometido seriamente su independencia. La crítica en sí consistía en que, a juicio de la líder conservadora, el BdeI estaba castigando seriamente a los ahorradores con sus políticas expansivas y de bajos tipos de interés. Ciertamente, los ciudadanos con ahorros y sin deudas son los que se ven más perjudicados cuando se produce un aumento de la masa monetaria, dado que su dinero almacenado vale menos.

Ello no resulta óbice para que el banquero canadiense tenga razón al sentirse desautorizado o desacreditado públicamente, algo que no es ninguna novedad en la política británica. El exgobernador Marvyn King y el ex primer ministro Gordon Brown también tuvieron sus particulares encontronazos, con el agravante de que la situación económica era entonces mucho más delicada que ahora. Carney cree que el hecho de haberse posicionado claramente en contra de la salida británica de la UE le está pasando factura. A pesar de ello, seguirá hasta 2019.

Para el gobernador del BdeI, el ‘Brexit’ es un error que lastrará el crecimiento económico y que provocará una serie de trastornos comerciales y en las finanzas empresariales y familiares. A pesar de ello, entiende que su obligación como máximo responsable de la solidez de la libra esterlina (muy castigada por los inversores desde junio) implica seguir en el cargo en medio de una situación tan compleja. De este modo, un partidario del ‘Remain’ será el que supervise la materialización del ‘Brexit’.

Vía: Bolsamanía

Foto: © nupix

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...