Mantener una tarjeta de débito es ahora más caro

Si nos preguntábamos cómo consiguen los bancos y cajas de ahorro mantenerse a flote en medio de una crisis económica como la de ahora, la respuesta (o una de ellas, al menos) puede que esté más cerca de lo que creíamos. ¿Has pensado alguna vez en las comisiones de mantenimiento? Sí, las que pagamos por mantener nuestra tarjeta o nuestra cuenta corriente, o aquellas que debemos pagar cuando inciamos los trámites para un préstamo. Y es que, cuando tratamos con entidades bancarias hay que tener en cuenta que nada es gratis. Al contrario, un aumento estratégico de las tarifas puede venir muy bien en un momento dado.

Mantener la visa nos saldrá más caro.

En concreto, y según datos del Banco de España que han sido recogidos por Europa Press, aquellos que renovaron o contrataron tarjetas de débito o de crédito durante el pasado mes de marzo pagaron cantidades más elevadas. Así, las de débito experimentaron una subida de un 7% en cuotas de mantenimiento. O, lo que es lo mismo, 17,93 euros más que salen de nuestros bolsillos. Si hablamos de las tarjetas de crédito, la subida se sitúa en el 3%, unos 34,39 euros. De media, se pagó 1,18 euros más que el año pasado para tarjetas de débito y un euro más para las de crédito. El mantenimiento de las cuentas de ahorro será igualmente más caro a partir de ahora. Un 3% más que antes, lo que supone que los usuarios de débito pagarán 22,45 euros de media y los de crédito, 21,82 euros. Las subidas se experimentarán a partir de este mismo mes de abril. Las cifras, no obstante, varían siempre en relación a la entidad bancaria y al tipo de contrato que disponga el cliente.

Y si mantener una cuenta corriente y y tarjeta se ha encarecido considerablemente, no lo ha hecho menos el contratar un préstamo. Las comisiones relacionadas con los préstamos bancarios, siempre según la misma fuente, se han encarecido: 107,24 euros es lo que vale ahora el estudio previo a la concesión de la hipoteca… siete euros más que en el mismo mes del año pasado. Para los prestamos no hipotecarios, las comisiones se incrementan prácticamente lo mismo, 6,82 euros. Cuando llega la hora de formalizar la hipoteca, los usuarios deben pagar ahora 32 euros más que antaño, mientras que las comisiones de formalización de los préstamos no hipotecarios se incrementan en 24 euros.

Como vemos, y aunque nos asombre, cada año que pasa pagamos más por los mismos servicios de siempre.

Foto por rahego en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...