Malos tiempos para Facebook en España al duplicar pérdidas

Los registros financieros de Facebook España desvelan que el volumen de pérdidas ha aumentado mucho.

Economía Facebook

La empresa tecnológica dirigida por Mark Zuckerberg aumenta su caída y desciende por segundo año consecutivo en España. En datos recientes Facebook España presentó unas pérdidas de casi un millón de euros (957.829 euros), doblando la cifra del curso anterior, que quedó establecida 486.916 euros según las cuentas oficiales presentadas en el Registro Mercantil.

El aumento considerable del gasto en personal y la subida en cuanto a términos publicitarios han provocado la subida de las pérdidas de la empresa en su delegación española por segundo año seguido. Desgranando las cifras que muestra la entidad en sus cuentas se aprecia un aumento del 20% del gasto destinado a su plantilla, alcanzando los 6,2 millones de euros, y el incremento de presupuesto destinado a anuncios publicitarios y de relaciones públicas, elevando el gasto hasta los 1,6 millones.

Eso sí, la facturación también se elevó hasta los 10,1 millones de euros, un 29% más. Además, Facebook España tuvo que pagar a la Agencia Tributaria en 2017 un total de 266.000 euros en concepto de Impuesto de Sociedades.

En el caso de Facebook, al igual que otras grandes empresas que operan y obtienen ganancias millonarias a través de la red, actúa con la marca Facebook Spain como mera intermediaria de Facebook Ireland Limited, aportando una serie de servicios por los que luego es recompensada económicamente sin que la empresa matriz revele en las cuentas oficiales el coste de estos trabajos de venta y marketing.

A todo este aumento en el coste hay que sumar la presión fiscal ejercida desde la Comisión Europea frente a las grandes empresas tecnológicas después de comprobar que durante muchos años han obtenido ventajas millonarias a través de entramados financieros en sus aportaciones a la Agencia Tributaria. Entre las medidas aportadas para acabar o al menos reducir las ventajas fiscales de este tipo de empresas tecnológicas como Facebook, que superan los 750 millones de ingreso, la Comisión Europea planteó una tasa del 3% de lo que facturen. Con su puesta en marcha se ha calculado un incremento de ingresos para las arcas públicas de 600 millones euros para 2018 y de 1.500 para 2019. Las grandes empresas acostumbran a situar su sede central en países donde obtienen los mayores beneficios fiscales a la hora de hacer sus declaraciones, siendo decisiones de ingeniería financiera legal pero altamente reprobable. De hecho, Facebook modificará su forma de actuar y ya ha anunciado que próximamente comenzará a tributar sus ingresos en los países donde cuente con sede, como en España.

Foto: geralt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...