Madrid se revela ante Montoro

En los últimos meses, las discrepancias entre la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Hacienda han dejado un áspero cruce de declaraciones.

montoro

Por si el Gobierno no hubiera tenido bastante con el «caso Bárcenas», las sistemáticas críticas de la oposición y el desafío soberanista catalán, 2013 ha supuesto también la confirmación de la enemistad entre el Ministerio de Hacienda y la Comunidad de Madrid. Al hilo de las constantes quejas de Artur Mas por los supuestos agravios de España para con Cataluña, José Ignacio González ha exigido una y otra vez que cualquier concesión a los catalanes deberá darse también a los madrileños.

Ni qué decir tiene que la postura del presidente de la Comunidad de Madrid choca frontalmente con la voluntad del Ministro de Hacienda. Ello ha provocado que la tensión no haya hecho sino aumentar entre el Gobierno de España y parte de los populares madrileños, liderados por González y Aguirre. El pasado viernes sin ir más lejos, el portavoz del ejecutivo autonómico, Salvador Victoria, retó a Montoro a cumplir los objetivos de déficit pactados con Bruselas, tal y como sí que ha hecho Madrid con el déficit autonómico acordado con el Gobierno Central.

Los ánimos parecen lejos de serenarse, máxime tras las intempestivas declaraciones del Ministro de Hacienda indicando al presidente madrileño que se «ha equivocado de ventanilla para hacerle candidato», en alusión a la posibilidad de que Génova opte por dar un golpe de efecto de cara a las municipales de 2015. En realidad, las discrepancias entre ambos entes resulta más que comprensible habida cuenta de la disparidad ideológica en materia económica. No en vano, Madrid se presenta como el bastión del liberalismo frente a la asfixia fiscal de Montoro.

El consejero madrileño de economía, Enrique Ossorio, ha redondeado el órdago de la Comunidad ante Hacienda al recordar que los madrileños pagan menos impuestos que el resto de españoles. Paralelamente, ha apuntado también que son el gobierno regional que menos tarda en pagar a los proveedores con una ventaja de casi cinco meses respecto al Gobierno de España. Sin duda, Mariano Rajoy deberá tomar cartas en el asunto antes que la ruptura dentro del Partido Popular se torne irreversible.

Vía: Libre Mercado

Foto: ppcv

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...