Los socialistas europeos ultiman su programa económico ante una eventual victoria

El desgaste electoral de algunos partidos conservadores anima a los socialistas europeos a entrar ya en la campaña electoral para los comicios de mayo.

europa

Las elecciones europeas son probablemente los comicios que menos interés suscitan de todo el calendario electoral para los ciudadanos de a pie. En España por ejemplo, la participación acumula dos ocasiones consecutivas por debajo de la crítica barrera del 50%, una muestra más del desapego que los europeos sienten respecto a las instituciones comunitarias. Por ello, el Partido Socialista Europeo ha optado por transmitir el mensaje de que todo lo que se decide en Bruselas acaba repercutiendo notablemente en los asuntos internos de los países.

Uno de los pilares del mensaje socialista radica, como no podía ser de otro modo, en los asuntos económicos. La principal alianza electoral de la izquierda quiere que los europeos acudan a las urnas para dar carpetazo a las políticas de austeridad que, a su juicio, ha impulsado la mayoría conservadora en los últimos años. Una agenda que sigue adoleciendo de inconcreta a pesar de haber filtrado medidas más específicas como la profunda revisión de la troika o el impulso de salarios mínimos “dignos”. Qué se entiende por salario “digno” sigue siendo una incógnita.

Justicia y solidaridad son los otros dos lemas que más resuenan en el manifiesto con el que los socialistas acudirán a las elecciones y que fue aprobado el pasado fin de semana en Roma. El hecho de que algunos de los principales socios de la coalición estén actualmente en la oposición, caso del PSOE o del Partido Laborista Británico, merma considerablemente el alcance de este programa en el supuesto de que consiguieran la mayoría en la Eurocámara.

La posibilidad de alzarse como primera fuerza ha cobrado fuerza en los últimos sondeos, que vaticinan que la holgada victoria de los conservadores en 2009 no se repetirá aunque los socialistas tampoco saldrán especialmente fortalecidos. En este sentido, el fuerte tirón de la CDU alemana podría compensar el desgaste del PP español o de la UMP francesa. Ante semejante igualdad, el grupo socialista ha prometido también que limitará las bonificaciones a los banqueros, luchará contra el fraude fiscal y aumentará la regulación del sistema financiero comunitario.

Vía: elEconomista

Foto: rockcohen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...