Los sindicatos mayoritarios pierden fuerza en los cursos de formación

CC.OO y UGT se quedan fuera de la primera adjudicación de cursos de formación después de los cambios en el procedimiento aprobados en abril.

cursos

Hubo un tiempo en el que el concurso de un sindicato resultaba casi imprescindible para la realización de un curso de formación dirigido tanto a los trabajadores en activo como a los desempleados. Esta situación desembocó, como todos sabemos, en numerosos casos de corrupción y mala gestión de los recursos públicos puestos a disposición de estos agentes, con Andalucía como epicentro de tan malas prácticas. En abril del presente año se aprobó un cambio normativo en estos procedimientos y los sindicatos mayoritarios sienten ahora las consecuencias.

Comisiones Obreras (CC.OO) y Unión General de Trabajadores (UGT) no han conseguido ni una sola adjudicación en el último concurso de cursos formativos llevado a cabo por el Gobierno. Se trata de una circunstancia muy peculiar pero que pone de manifiesto hasta qué punto han cambiado la tornas en lo que parecía un coto privado para estos y otros sindicatos. Esta primera convocatoria de cursos tras la modificación legislativa ha dejado a los dos grandes sindicatos sin recibir ni un solo euro de los 40 millones de dotación.

Está por ver hasta qué punto CC.OO y UGT no han cumplido las condiciones exigidas, han sido superados por ofertas mejores o, simplemente, se les ha dado un toque de atención por su mala gestión en el pasado. Especialmente llamativo ha sido el hecho de que las candidaturas de ambos sindicatos no hayan sido ni siquiera incluidas en la preselección para la adjudicación definitiva. Esta criba ha sido realizada por la Fundación Tripartita, en la que ambas entidades están representadas junto a otros sindicatos, la patronal y el Gobierno.

Hasta el citado cambio en la normativa correspondiente, los sindicatos tenían la potestad de ofrecer directamente ellos los cursos, siendo luego compensados por la Administración. Tales poderes han sido suprimidos y ahora deben competir contra otros organizadores como ocurre en cualquier concurso público. No obstante, desde la dirección de los sindicatos afectados se ha señalado que el proceso no ha sido transparente y que algunas de las ofertas seleccionadas presentan condiciones irrealizables. Ahora pueden presentar las alegaciones que consideren.

Vía: ABC.

Foto: Matej Kastelic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...