Los presupuestos generales levantan ampollas

El gobierno presentó a finales de la pasada semana los Presupuestos Generales del Estado, cuando se cumplen 100 días de gobierno de Mariano Rajoy. El proyecto ha irritado profundamente a la izquierda, ya que prevé una amnistía fiscal parcial, es decir, que aquellas empresas que hubieran defraudado a Hacienda tienen ahora la posibilidad de declarar lo defraudado pagando tan sólo un 10% de esta cantidad como penalización.

Una manera barata y legal de blanquear dinero con la que el gobierno popular confía en recaudar 5.000 millones de euros. Asimismo, los evasores que se declaren ‘arrepentidos’ serán exonerados de toda responsabilidad penal siempre y cuando el dinero no ‘provenga de actividades ilícitas’, según el gobierno.

Las reacciones a la medida no se han hecho esperar. El líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, que se encontraba en Zaragoza asistiendo al congreso del PSOE aragonés, calificaba el proyecto de «inaceptable», y acusaba a la derecha de haber encontrado en la crisis una coartada para poner en práctica su ideología. «Tenían un proyecto político que consiste en cobrar más impuestos a los trabajadores y quitarles impuestos a los defraudadores. Esa es la política que nos escondían», declaraba el dirigente socialista.

A su vez, el coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, afirmaba que «son los presupuestos del sufrimiento y el paro para la mayoría de los ciudadanos, y los presupuestos de los regalos fiscales para una minoría». La número 2 del PP, María Dolores de Cospedal, fue la encargada de salir al paso de estas declaraciones. Cospedal afirmó que «España ya es un país fiable, y lo será más cuando cumpla el objetivo del déficit del 5,3%».

Los presupuestos presentados por el gobierno incluyen un recorte de 27.000 millones de euros, que saldrán de los ministerios, de la supresión de las deducciones fiscales para las grandes empresas y de la citada amnistía fiscal. Mariano Rajoy sugería esta misma mañana que la alternativa a dichos recortes es la intervención.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...