Los impuestos, a campaña electoral

Los impuestos entran en escena durante la campaña electoral. Mientras que la derecha aboga por eliminar al máximo la colaboración ciudadana con el Estado, la izquierda opina que la disminución de los impuestos está directamente relacionada con el recorte de servicios sociales como la sanidad y la educación. Lo cierto es que si el Estado no tiene dinero con el que hacer frente a estos dos servicios lo más normal es que liberalice el sector. La privatización de servicios sociales perpetúa las injusticias socioeconómicas que hoy en día padecemos.

En plena campaña electoral, los ciudadanos somos bombardeados con todo tipo de propaganda. Las calles se inundan de carteles con caras de políticos diciendo que les votes, que ellos son los mejores y que van a solucionar todos tus problemas. También recibimos cartas a nuestro correo para que confiemos en ellos el día de acudir a las urnas. Afortunadamente no se han modernizado y todavía no han colapsado nuestra bandeja de entrada del correo electrónico con sus “bondades”. Poco les faltará. En fin, no quiero dar un discurso sobre la clase política en sus días de máximo esplendor, el único momento en que se acuerdan del ciudadano. Lo que vengo a explicar hoy es una de esas “bondades” que he mencionado más arriba: los impuestos.

Los impuestos entran en escena durante la campaña electoral

En primer lugar, los impuestos son un tributo que los ciudadanos han de pagar al Estado para que éste pueda sustentar una serie de servicios a la comunidad. Los políticos nos hacen ver que los impuestos son una especie de multa o pena que el ciudadano ha de pagar por el mero hecho de incluirse dentro de una sociedad. Esto no es así y no debe ser visto de tal manera. Sin impuestos no tendríamos infraestructuras, ni sanidad pública, ni educación pública, ni seguridad, ni un largo etcétera que no me detendré ahora a explicar. Digamos que los impuestos son la base que sustenta el Estado. Sin Estado nos encontraríamos ante la ley del más fuerte, del más rico o del más violento, como así pretende la derecha.

Me alarma recibir propaganda electoral a mi casa y que me digan que me van a bajar los impuestos. A primera vista puede seducir a los votantes, pero si se estudia detenidamente, muchos no querrán que esto suceda. La derecha siempre ha sido propensa a eliminar atribuciones del Estado para dejarlo todo en mano de empresas privadas. La ley de la oferta y la demanda es la que ha de regir toda actividad económica. Si tal y como apuntan las encuestas llega a la Moncloa el Partido Popular, los impuestos se reducirán, por lo que las arcas del Estado se verán más vacías y se tendrá la excusa perfecta para liberalizar sectores como el de la sanidad o la educación. En definitiva, no se asuste siempre que digan que suben los impuestos, ya que con ellos se estarán costeando servicios sociales de los que usted ahora mismo goza pero que no acaba de valorar cómo se costean.

Foto: anieto2k

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...