Los fantasmas que se avecinan sobre la economía europea

La posible intervención en Siria, las elecciones alemanas y las crisis políticas en Portugal e Italia amenazan la recuperación económica.

obama

¿Ha sido el último verano la calma que precede a la tempestad? Para muchos analistas, sí. Tras varios meses de progresiva mejora de los mercados, los nubarrones comienzan a amontonarse en el horizonte. Algunos ya hace tiempo que sobrevuelan el cielo (caso de la desaceleración de la economía china), otros eran previsibles (la retirada de los estímulos por parte de la Fed) y algunos completamente inesperados (la cada vez más cercana intervención militar en Siria). El resultado es una desconfianza masiva por parte de los inversores, que no saben cómo posicionarse correctamente en tan complejo escenario. Aunque el castigo será bastante homogéneo, los países periféricos de la zona euro son los más expuestos.

La crisis de Oriente Próximo (Egipto y Siria) lleva mucho tiempo en la primera línea de la actualidad, aunque nunca antes parecía tan inevitable el desembarco armado de las fuerzas occidentales. La posible decisión favorable de Obama respecto a la intervención militar mantiene en vilo a los mercados, provocando pérdidas en Wall Street. El precio del petróleo (el barril de Texas supera con creces los cien dólares) es el indicador más sensible de la crisis. Respecto a las filtraciones que avanzan una próxima reducción del programa de compra de bonos de la Fed, las economías con más problemas son las más expuestas a un posible rebote de la desconfianza de los inversores. Por su parte, el frenazo del gigante chino está presente en el ambiente desde hace tiempo y su impacto en los mercados ha sido más gradual.

Además de estos condicionantes de naturaleza global la zona euro cuenta con sus propios problemas internos que ennegrecen más si cabe lo queda de año. En primer lugar, las elecciones alemanas de septiembre están marcadas con rojo en el calendario. La ventaja de la canciller Angela Merkel en las encuestas es muy holgada, pero un vuelco electoral desataría una oleada de incertidumbre en el mercado de deuda de imprevisible alcance. Por último, las eventuales crisis políticas en países como Portugal o Italia son condicionantes de no escasa magnitud para la recuperación.

Fuente: Expansión.

Foto: Muhammad

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...