Las bolsas viven la resaca del 'jueves negro'

La desconfianza está tan instalada en el sistema financiero que no hay forma de echarla. No ayudan factores como la posibilidad de contagio de la crisis del euro a la banca estadounidense o, sobre todo, el temor a una nueva recesión económica de magnitud similar a la que se desencadenó tras la quiebra de Lehman Brothers. Sin embargo, tanto el Banco Central Europeo (BCE) como muchos expertos coinciden en que es poco probable una situación similar a la de aquel otoño de 2008, puesto que la banca está más preparada ante este riesgo. Sea como sea, el miedo está instalado en los mercados.

La bolsa alemana cayó ayer un 5,9%



Los inversores apuestan por valores más seguros, como el oro, que sigue su escalada y que ya ha superado la frontera de los 1.800 euros la onza. Y mientras ello sucede, los parqués europeos se desploman en jornadas como la de ayer, bautizada ya de ‘jueves negro’. Según recuerda hoy El País, el Dax alemán perdió un 5,9%, y el CAC 40 francés se dejó un 5,7%. Ambas caídas son las más destacadas desde octubre de 2008. El Ibex 35, por su parte, perdió un 4,7%, la segunda peor jornada del año. Aunque la más negra fue para el FTSE MIB de Milán, con pérdidas de un 6,1%. El rojo invadió los paneles tanto de Europa como de Norteamérica,  y tras semejante sangría no es de extrañar que hoy sea día de resaca. Los mercados se han despertado con pérdidas de entre el 2% y el 3% que se mantienen aún a esta hora de la mañana. A las 12:10h del mediodía la bolsa española presentaba pérdidas del 2,95%.

Nos encontramos de este modo en un contexto de desconfianza en que los bancos dejan de prestarse los unos a los otros. Y en ese contexto, no es de extrañar que noticias como la que saltó a la prensa el pasado miércoles sean suficientes para agravar la situación. Según afirmaba Reuters, un banco europeo habría tenido problemas para financiarse con dólares a través de la banca privada y habría acudido de urgencia al BCE en busca de 500 millones de dólares. Así lo descubrió la Reserva Federal estadounidense, que investiga la exposición de la banca europea que opera al otro lado del Atlántico. Al mismo tiempo, Morgan Stanley publicó ayer un informe en el que recortaba las previsiones de crecimiento para los miembros de la Unión Europea y para Estados Unidos, situándolos al borde de la recesión. Todo ello alarga la sombra de un agosto especialmente duro.

Foto: Interrail (1415) por rubenvike en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...