Las armas de España para esquivar la crisis china

Nuestro país no parece mal posicionado para capear la crisis del gigante asiático por el escaso peso de este en nuestras exportaciones totales.

exportaciones

Dentro de poco se cumplirá un mes del último ‘lunes negro’ que han sufrido las bolsas mundiales y que puso de manifiesto la magnitud de la crisis que se había gestado en China. Por vez primera, un país no occidental ha sido capaz de desestabilizar la economía global hasta el punto de generar auténtico temor a una nueva recesión en algunos países. En este escenario, resulta imposible no preguntarse cómo va a afectar a España este inesperado giro de la coyuntura internacional. Las respuestas son esperanzadoras.

Las empresas españolas nunca han alcanzado un gran éxito en el mercado chino en términos generales. Es cierto que determinadas firmas sí que cuentan con un lucrativo negocio en el gigante asiático, caso de Inditex, pero en ningún caso constituyen una imagen representativa del conjunto del tejido empresarial español. No en vano, solo el 1,7% de las exportaciones españoles tiene como destino China, un dato que resultaba preocupante hasta hace poco y por el que hoy dan gracias tanto el gobierno como las grandes compañías nacionales.

Tan pequeña exposición directa a los vaivenes de la economía china se incrementa un poco en lo que respecta al contagio indirecto, es decir, a cómo afectará la crisis a los países que sí son socios comerciales relevantes para nuestro país. España exporta el 50,7% de sus ventas a la zona euro, el 64,7% a la Unión Europea y el 70,4% a Europa en su conjunto. Dentro de este espacio, países como Alemania sí que parecen más expuestos a la crisis de Pequín.

No obstante, el contagio indirecto es siempre menor porque las empresas españolas no ven mermadas sus exportaciones de manera proporcional a los problemas económicos chinos, pudiendo incluso sortear la crisis en algunos casos. Además, el posible daño que esta crisis puede generar a las compañías nacionales se verá mitigado, al menos en parte, por la continuidad de los bajos precios del petróleo y la progresiva recuperación de la demanda interna. En definitiva, un panorama algo menos sombrío de lo que se apuntaba inicialmente.

Vía: ElBlogSalmón.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...