La tragedia griega va tomando forma

El Gobierno decreta las primeras medidas que acercan al país al corralito bancario, con limitaciones a la retirada de dinero y mayores controles de capitales.

grecia

El pasado domingo, el Gobierno de Grecia decretaba que el lunes siguiente se celebraría una fiesta forzosa en todo el país. El propósito de tan triste festejo era posponer las avalanchas de clientes que se precipitarán sobre las sucursales bancarias del país para interesarse por la suerte de sus ahorros. No en vano, el Ejecutivo que encabeza Alexis Tsipras ha iniciado un corralito bancario encubierto en el país y ya ha anunciado las primeras limitaciones a la retirada de dinero en efectivo y duros controles de capitales.

La semana pasada concluía nuevamente sin acuerdo entre Atenas y Bruselas pero en esta ocasión Tsipras consideró que la situación estaba llegando a un punto límite y por ello convocó un referéndum en Grecia. El propósito de la consulta es preguntar a la población griega si acepta o rechaza la propuesta de la troika, quedando en sus manos el destino del país. La votación tendrá lugar el próximo domingo y hasta entonces el Gobierno heleno deberá hacer verdaderos malabarismo para no colapsar financieramente antes de esa fecha.

En la primera jornada de la semana más larga de la historia reciente de Grecia, numerosos usuarios se han desplazado hasta las sedes de los bancos con la esperanza de que alguno de ellos estuviera abierto o les facilitara información, todo en vano. Entretanto, los partidarios del ‘Sí’ y del ‘No’ en el decisivo referéndum han comenzado una campaña atípica por lo extremo de la situación. Pase lo que pase, el pueblo griego sabe que se avecinan malos tiempos. Eso ya es lo suficientemente inquietante.

También en Europa están comenzando a tomar posiciones respecto a la crisis griega. Gobiernos como el de España se afanan en transmitir un mensaje de tranquilidad sobre el escaso contagio de una eventual salida de Grecia del euro, al tiempo que desde la Comisión Europea se insiste precisamente en eso, en transmitir la idea de que un triunfo del ‘No’ sacaría al país heleno de todas las instituciones europeas. No obstante, las primeras encuestas publicadas apuntan a una sorprendente victoria del ‘Sí’.

Vía: El País.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...