La reforma fiscal española inquieta a Bruselas

La Comisión Europea recomienda al Ejecutivo español compensar la bajada del IRPF y de las contribuciones sociales con mayores ingresos por otras vías.

rajoy

La reforma fiscal se ha convertido en la última gran batería de medidas con las que el Gobierno espera cerrar su agenda reformista. Tanto desde dentro como desde fuera del Partido Popular se insiste en que se dé carpetazo definitivo a los ajustes, algo que sin embargo podría resultar contraproducente por el carácter todavía embrionario de la recuperación económica. Así al menos lo entiende Bruselas y por ello pide al Ejecutivo español que persevere con las medidas de consolidación fiscal, recomendando incluso una nueva subida del IVA.

Esta petición ha sido realizada por la Comisión Europea dando por sentado que el Gobierno de Mariano Rajoy ultima una rebaja del IRPF. Bruselas no ve nada claro que puedan cumplirse los objetivos de déficit con semejante decisión y por ello insiste en que lo que se baje por un frente se compense por otros. Cabe señalar que el propio Ministerio de Hacienda ya contemplaba esta posibilidad y actualmente está sondeando los impuestos más apropiados para aprobar una nueva subida (y van ya unas cuantas).

Y es que, a juicio de los expertos de la CE, si España quiere realizar cualquier tipo de bajada fiscal deberá procurarse los ingresos suficientes para no comprometer la recaudación. El Gobierno en cambio considera que, si bien serán imprescindibles algunas alzas tributarias, la propia recuperación económica ayudará a ampliar las bases de contribuyentes con el consiguiente aumento de la recaudación fiscal. Ciertamente, este planteamiento, aunque puede sostenerse con algunos datos y previsiones oficiales, adolece de una gran inconcreción y puede verse fácilmente tumbado por cualquier contratiempo.

Por todo ello, Europa considera necesario subir el IVA de determinados productos. Nuevamente, desde las instituciones comunitarias se intenta acabar con el conocido como «IVA reducido», que permite que determinados artículos cuenten con un gravamen del 10% en lugar del 21% del tipo general. Solo así, argumenta Bruselas, podrán llevarse a cabo la rebaja de las contribuciones sociales amén de la ya citada corrección del Impuesto sobre la Renta. Paralelamente, también se recomienda tocar los impuestos medioambientales y no precisamente a la baja.

Vía: ABC

Foto: Contando Estrelas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...