La prima de riesgo española marca un nuevo récord

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a los alemanes marca un nuevo récord de 530 puntos básicos, con un interés del 6,630%, a las 11.05 horas, tras haber iniciado la jornada en 506,1 puntos.

Pero ¿qué es la prima de riesgo y en qué afecta su subida a nuestra economía? La prima de riesgo es la moneda de cambio que piden los inversores a la hora de comprar deuda de un país. Este cambio se hace a costa de unos puntos que sitúan el nivel de rentabilidad de un país y que se fija a raíz del precio de los bonos de deuda alemana.

¿Por qué? Porque la deuda alemana está considerada como la más segura y que menos expuesta está a los cambios del sector económico como el déficit, el nivel de paro, la evolución frente a economías exteriores…

La rentabilidad de un país depende, además, del grado de incertidumbre que exista hacia su economía y de ahí, la peligrosidad que tiene la desconfianza existente hacia los bancos españoles, sobre la posibilidad de que España cumpla con los objetivos del déficit y de que asuma los pagos de deuda. Una desconfianza que provoca que la demanda de los bonos españoles oscile en un sentido u otro respecto a la demanda de adquisición de bonos alemanes.

Eso sin contar con las tres Agencias de Calificación Crediticias más importantes: Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch. Ellas son las encargadas de poner nota a todos los valores que se negocian, ya sea deuda soberana o acciones de compañías, en función de la seguridad de la inversión. De hecho, recibir una buena calificación es fundamental ya que influyen en la decisión sobre dónde colocan dinero los fondos de inversión millonarios además de en la capacidad de financiación de los emisores.

En definitiva, lo que entienden los inversores cuando la prima de riesgo de un país se eleva muy por encima del nivel alemán es que el Estado del país en cuestión no puede pagar sus gastos corrientes y, por tanto, tampoco tendrá capacidad para devolverles los fondos que le prestaron a dicho país a cambio de sus bonos de deuda.

Sabiendo esto, tener una prima de riego elevada supone que fuera de nuestras fronteras hay mucha desconfianza, que el país esta muy endeudado y supone que hay una clara la pérdida de competitividad de la economía española frente a la alemana.

Además, a los bancos les sale más cara la financiación por lo que a sus clientes también sus servicios. No se presta dinero o se hace por precios de cambio muy elevados por lo que se ahorra más y se gasta menos, el Estado deja de ingresar un dinero que luego se destina a otros gastos como las ayudas a empresas que acaban por cerrar, elevando la cifra de paro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...