La prima de riesgo cruza la frontera de los 400 puntos básicos

Los inversores siguen desconfiando de la deuda española, y en las últimas horas lo han demostrado con más intensidad que nunca. La prima de riesgo, el sobreprecio exigido al bono español a 10 años frente a su homólogo alemán, ha cruzado hoy a las 9:10h de la mañana la peligrosa frontera de los 400 puntos básicos, aquella que los expertos consideran simbólica para que un país sea rescatado. No obstante, parece que se está detectando un repunte con el paso de las horas, registrándose a las 10:20h un descenso hasta los 385 puntos y dando un respiro a los mercados.

El interés de la deuda española se sitúa en el 6,4%

Este dato significa un aumento del interés de la deuda española, ya que elevarlo es la única manera de atraer inversores cuando un mercado no genera confianza. De este modo, se ha alcanzado el máximo histórico del 6,4%, inédito desde hace 15 años y, por tanto, el más alto desde la entrada de España en el euro. Y aunque, tal y como recuerda El País, este no es el precio exacto que deberá pagar España por emitir deuda, sirve de referencia a los inversores para fijar el interés que pedirán en las próximas subastas y, además, marca las condiciones que sufrirán entidades y bancos al acudir a su propio mercado en busca de financiación.

De este modo, ni el rescate a Grecia, ni el plan de reducción del déficit estadounidense -a costa de recortes en el gasto público-, ni el adelanto electoral en nuestro país, ni las medidas para reflotar la economía han influido positivamente en la percepción de los inversores sobre la solvencia española. De hecho, las dudas que suscita la capacidad de la zona euro de acudir al rescate de países como España o Italia son un imán para los especuladores.

En el caso de los demás países europeos, el diferencial italiano con Alemania se establecía en los 379 puntos básicos. Grecia alcanzaba los 1.232 puntos, mientras que Irlanda se situaba en los 847 puntos y Portugal, en los 859 puntos. Y mientras que el caso de Italia se acerca al español, el de los otros tres países no sirve de referencia comparativa por encontrarse en una situación mucho más delicada. Sin embargo, sí que sirve de referencia recordar que Irlanda empezó a sufrir problemas graves al alcanzar los 450 puntos básicos de diferencial, pero no solicitó el rescate hasta alcanzados los 600. Portugal, por su parte, hizo lo propio cuando su prima de riesgo se situó en los 500 puntos. De este modo, la situación española aún es salvable, pero, lógicamente, ha encendido todas las señales de alarma.

Foto: 071115_Madrid_006 por rahego en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...