La posición de Rusia se vuelve insostenible para su economía

Las fuertes caídas del rublo y del precio del petróleo lastran la salud financiera rusa y obligan al Kremlin a reconsiderar su postura negociadora.

putin

El choque diplomático entre la mayoría de países europeos y Rusia ha dejado titulares tan impactantes como el veto ruso a la importación de productos comunitarios, afectando de lleno a sectores como la agricultura. Paralelamente, la tensión política podía tener consecuencias en el suministro de gas a Centroeuropa, posibilidad que se volvía más angustiosa con la cercanía del invierno. Con todo, la maximalista posición rusa ha debido ser corregida por el negativo impacto que está teniendo tanta inestabilidad en la propia economía de la Federación.

La divisa rusa, el rublo, acumula nueve semanas consecutivas de caída en el cruce con el euro, a pesar de que esta moneda no atraviesa su mejor momento. Ello es consecuencia directa de los temores de los inversores, que prefieren refugiarse en otras divisas mientras amaina el temporal. Idéntico comportamiento se registra si se toma como referencia el dólar, que se revaloriza considerablemente frente a la moneda rusa. La mayor debilidad monetaria unida al órdago de Vladimir Putin sobre la UE están desembocando en una inflación que ya supera el 8%.

Si el Kremlin insistiera en mantener la solidez de su moneda subiendo los tipos de interés, los efectos para la población rusa serían bastante negativos, ya que lastraría las exportaciones rusas en un momento en el que el sector exportador norteamericano comienza a animarse. Semejante interés por conservar una buena posición del rublo respecto al dólar viene motivado por el fuerte control que el Banco de Rusia ejerce sobre su moneda y por el tibio crecimiento económico previsto para 2014 (0,2%).

A todo lo anterior cabe añadir que la caída del precio del petróleo tiene en Rusia a uno de los países más afectados. Si bien el descenso del valor de los barriles de crudo puede atenuar la tendencia inflacionista que se vive en el mercado interno ruso, el hecho de que las exportaciones de esta materia prima tengan tanto peso en el PIB nacional inquieta, y mucho, al gobierno. En definitiva, la salud financiera rusa se resfría en el momento más incómodo para Putin.

Vía: Cotizalia

Foto: theglobalpanorama

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...