La fortaleza de las exportaciones acerca a España al equilibrio comercial

Las exportaciones avanzaron un 2,3% y las importaciones retrocedieron un 0,5% en el primer semestre de 2016. El déficit comercial se reduce a menos de 8.000 millones de euros.

economia

Suele afirmarse que las economías desarrolladas no pueden alcanzar superávits comerciales porque las importaciones siempre superan a las exportaciones, aceptándose incluso que es positivo que así sea porque evidencia una alta capacidad adquisitiva. No obstante, este tópico se viene abajo cuando comprobamos que Dinamarca, uno de los países más ricos del mundo, cerró 2015 con un superávit comercial del 3,3%. España también se acerca cada vez más a una situación de equilibrio comercial por el fuerte tirón de las exportaciones y los menores costes de la energía.

El Ministerio de Economía y Competitividad ha hecho públicos los datos referentes a las exportaciones e importaciones registradas en la primera mitad del año y estos confirman el acercamiento entre ambas variables. Las ventas españolas en el extranjero aumentaron un 2,3% hasta los 128.041 millones de euros. Este repunte, unido al retroceso del 0,5% experimentado por las importaciones (hasta los 135.919 millones de euros), reduce el déficit comercial español en casi un tercio, quedándose en 7.878 millones de euros. En todo 2015, el desajuste fue de 25.857 millones de euros.

El gran pilar de las exportaciones ha vuelto a ser la industria automovilística, que incrementó sus ventas en el resto del mundo en un 13,3%, llegando a suponer casi la quinta parte de las mercancías exportadas por España. Se trata de un sector altamente rentable para la economía española porque las importaciones de vehículos y demás componentes crecieron un 7,1%, arrojando un saldo favorable de más de 4.000 millones de euros. En el semestre anterior, el superávit se situaba por debajo de los 2.000 millones de euros.

En cuanto a la reducción de las importaciones, una vez más los bajos precios de la energía han sido absolutamente decisivos en la consecución de unos datos tan positivos. El déficit energético español se redujo en más de un 40%, alcanzado uno de sus niveles más bajos de los últimos años. Conocidos estos datos, el INE se veía obligado a revisar al alza el dato de crecimiento del PIB del segundo trimestre hasta el 0,8%.

Vía: El País.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...