La deuda española sigue creciendo

España prevé un aumento de su endeudamiento que podría alcanzar el 97,6% del PIB en 2014, aunque por ahora se mantiene alejada de los países europeos con mayor nivel de deuda como Grecia, Italia y Portugal.

Ministerio de industria

Los duros ajustes realizados por determinados países de la zona euro han arrojado un balance muy dispar. Italia, Irlanda, Portugal y España han visto reducirse su prima de riesgo, en mayor o menor medida, así como los intereses ofrecidos por sus bonos de deuda. Grecia, por su parte, sigue estancada en una situación verdaderamente dramática con su diferencial sobre el bono alemán por encima de los mil puntos básicos, si bien ha conseguido reducir su nivel de endeudamiento en un 11,1%. No obstante, pese a la excepción helena, la mayoría de los países con problemas han visto aumentar su deuda pública. Por lo que respecta a España, la deuda alcanzó en febrero el 86% del PIB.

Aunque el volumen de endeudamiento español sigue bastante lejos de los porcentajes más altos de Europa, las previsiones del Gobierno apuntan a que seguirá creciendo en los próximos años. La dinámica de los últimos meses resulta bastante clara: en 2012 España aumentó su deuda en 145.000 millones de euros. Dicho incremento supone un aumento del ratio de deuda del 10,7%, un nivel que solamente superan dos países intervenidos:  Chipre (17,5%) e Irlanda (13,4%). Pese a la reducción experimentada en 2012, Grecia sigue liderando la lista de los países más endeudados con un ratio del 152,6%. Italia (127,3%), Portugal (120,3%), Irlanda (117%) y Bélgica (101,6%) completan el grupo de cabeza. En el extremo opuesto se encuentra Estonia, la cual apenas registra un endeudamiento del 9,6%.

En el caso español cabría señalar que el notable incremento de la prima de riesgo durante el pasado año llevó al Tesoro Público a aceptar tipos de interés muy elevados. Esto ha contribuido a aumentar en mayor medida el porcentaje de endeudamiento. Según los cálculos que maneja el Gobierno, la deuda supondrá el 91,7% del PIB en 2013 y el 97,6% en 2014, superando el 100% dentro de dos años. Estas previsiones, unidas a las de los países más endeudados, pueden obligar a prorrogar el objetivo comunitario del 90% fijado para 2016.

Fuente: El Economista

Foto / red.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...