La detención de Strauss-Kahn hace tambalear la situación griega

La detención del socialista francés Dominique Strauss Kahn, número uno del Fondo Monetario Internacional (FMI), acusado por la Policía de Nueva york de intento de violación, acto sexual ilícito y retención ilegal , ha llegado en el peor momento posible, justo cuando desde la Unión Europea se intenta remendar el más que inminente descalabro de la economía griega.

Según la declaración de la víctima Strauss Kahn, de 62 años, se encontraba en el Hotel Sofitel de Manhattam, alojado en una suite que cuesta la escalofriante suma de 3.000 dólares la noche cuando la mujer, camarera, se encontraba limpiando el pasillo de la habitación. En ese momento el acusado salió desnudo del baño y, supuestamente, se abalanzó sobre ella con intención de forzarla. La mujer se escondió entonces en el baño, donde se produjo de nuevo un forcejeo que acabó cuando ésta pudo liberarse y salir de la habitación. Fueron sus compañeros de trabajo quienes llamaron a la policía que, al presentarse en la suite, se dieron cuenta de que Strass Kahn se había marchado precipitadamente olvidando su teléfono móvil. La detención se produjo en la sala VIP del avión que debía conducir al político hasta Paris, diez minutos antes del despegue.

Por el momento el acusado no puede abandonar el país y ya se ha buscado representación legal a manos de Benjamin Bragman, especializado en defender a famosos en este tipo de situaciones, y de su socio, William Taylor. Ambos han declarado que su cliente se declara inocente de todos los cargos. El puesto que Dominique Strauss Kahn ostenta en el FMI, que es el de director gerente no contempla, sin embargo, la inmunidad diplomática, aunque según se afirma en El País, esta tampoco ampara casos de violencia sexual. Las penas por intento de violación, en caso de resultar culpable, pueden llegar en el Estado de Nueva York hasta los 15 ó 20 años de cárcel.

Consecuencias inmediatas

No olvidemos que Strauss Kahn se alzaba (ya podemos hablar en pasado) como el mayor competidor de Nicolás Sarkozy en las próximas elecciones, en las que planeaba presentarse como líder de los socialistas. Una carrera hacia la presidencia que, dados los plazos de la justicia norteamericana, muy difícilmente se verá materializada. Pero si la futura proyección política de Strauss Kahn ya no tendrá lugar ¿cómo afectará su detención a la Unión Europea?

Por lo pronto, el  líder del FMI debía reunirse ayer con la canciller alemana Ángela Merkel para analizar, junto al Banco Central Europeo, las posibles salidas a la crisis griega. Entre otras, la activación de un préstamo de 60.000 millones de euros. Desde el Fondo Monetario Internacional se afirma que sus actividades siguen su curso habitual bajo el mando, eso sí, del segundo de a bordo, John Lipsky. No hay razones para pensar que la organización no seguirá operativa, pero sí se esperan retrasos en todo aquello que tenga que ver con el segundo rescate a Grecia. Por lo pronto, las negociaciones con el país helénico no se verán dañadas, o eso es lo que se afirma desde el FMI. Sin embargo,con la detención de Straus Kahn Grecia ha perdido uno de sus mayores baluartes, pues éste siempre se erigió como un claro defensor de los esfuerzos griegos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...