La compra de bonos, única respuesta del BCE contra la deflación

El BCE alienta las especulaciones sobre una posible intervención para alejar definitivamente el fantasma de la deflación pero no concreta nada.

draghi

Desde el estallido de la crisis, las críticas a las actuaciones del Banco Central Europeo (BCE) han tenido fundamentos considerablemente distintos. Por un lado, algunos expertos y gobiernos han mostrado su disconformidad con la supuesta inacción del principal organismo monetario europeo en momentos especialmente delicados. Por otro, colectivos no menos importantes cuestionan en cambio lo heterodoxo de algunas de las medidas impulsadas por Mario Draghi. Sea como sea, este culebrón suma un nuevo capítulo con la posible compra de bonos para alejar la deflación.

Hace algunas semanas que distintas fuentes del BCE apuntan a la posibilidad de implantar un pequeño paquete de medidas con el objetivo de elevar la inflación de manera controlada. Como en tantas otras ocasiones, la principal respuesta de la institución consistirá en la compra de bonos de deuda, buscando inyectar mayor liquidez en el sistema. La información, publicada por el diario alemán Der Spiegel, parece responder al aviso que el propio Draghi realizó en marzo, reconociendo que adoptaría medidas poco convencionales si así lo requiera la situación.

Ocurre sin embargo que las altas instancias del BCE sostienen que la inflación no se contempla en el horizonte y por lo tanto no ha lugar ni a alarmismos ni a respuestas contundentes. Es por ello que estas supuestas filtraciones suenan todavía más discordantes, ya que de ser ciertas constatan lo inminente de la puesta en marcha del programa. Un programa que contempla la compra de bonos de deuda soberana por valor de un billón de euros, siendo Alemania, Francia e Italia las naciones que más deuda colocarían.

En cualquier caso, este último extremo es solamente una de las propuestas que se están analizando de cara a una posible intervención. También cabe la posibilidad de efectuar una compra no planificada, que se llevaría a cabo atendiendo a las necesidades del momento. Y por si el asunto no fuera lo suficientemente confuso, algunos pesos pesados de la UE como Francia han pedido ya públicamente al BCE que intervenga de un modo u otro. Por si acaso, Draghi ultima su programa.

Vía: elEconomista

Foto: Πρωθυπουργός της Ελλάδας

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...