La caída de las importaciones reduce el déficit comercial un 7,9% en términos interanuales

Las importaciones caen en comparación con el año anterior por primera vez en ocho meses, al tiempo que las exportaciones descienden tras cuatro meses de crecimiento.

importaciones

La balanza comercial es uno de los indicadores más utilizados por los analistas para determinar si el modelo productivo de un país es acertado o existen desequilibrios importantes. No en vano, unas exportaciones superiores a las importaciones demuestran vigor por parte del tejido productivo pero quizá escondan también una debilidad en el consumo interno. Por el contrario, si las importaciones son más cuantiosas se origina un déficit comercial igualmente inquietante. Por ello, no está nada claro si los datos de enero son positivos o negativos.

En el primer mes del año, España registró 17 894,6 millones de euros en exportaciones y 20 490,8 millones en importaciones, esto es, un balance negativo de 2596,2 millones. ¿Qué tienen de positivo estos datos? Que el déficit comercial cae un 7,9% respecto a 2014 (cuando se contabilizaron 2818,3 millones de déficit) y un 23,5% en comparación con 2013 (3395,4 millones de déficit). En consecuencia, la evolución en los últimos años es positiva por cuanto prueba una reducción de la dependencia exterior en enero.

Ahora bien, ¿por qué deberíamos inquietarnos? De entrada, las exportaciones se han reducido en comparación con el mismo mes de 2014 en un 2,9%, un dato que acaba con cuatro meses consecutivos de crecimiento interanual en este aspecto. Ello no evita que sectores como el automovilístico dispararan sus ventas fuera de España, repuntando un notable 21,8% respecto al año anterior y alcanzando el 17,3% del total de las exportaciones españolas. Resulta pues evidente que el plan PIVE ha conferido una gran competitividad externa al sector.

Con todo, la caída de las importaciones es bastante llamativa por cuanto se acumulaban ocho meses consecutivos de crecimiento interanual (eso sí, con oscilaciones importantes entre ellos). Los algo más de veinte mil millones de euros en importaciones suponen el nivel más bajo desde agosto, un mes que tradicionalmente no es demasiado positivo en lo referente al consumo de productos extranjeros. En cualquier caso, para corroborar estas sensaciones es necesario observar la tendencia de los próximos meses.

Vía: Cinco Días

Foto: OpenClips

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...