Inglaterra ya vislumbra el fin de la crisis

Mark Caney mejora las previsiones para la economía británica tras la positiva evolución de todos los sectores productivos en 2013.

libra

La semana pasada, el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) anunciaba que tenía intención de dar continuidad a su política de estímulos y tipos bajos para alentar la recuperación del mercado laboral. Dentro de lo que parecía un programa calcado de la hoja de ruta de la Reserva Federal de Ben Bernanke, sobresalía la medida de prorrogar las inyecciones controladas de capital en la economía británica hasta que el desempleo bajase del 7%. No obstante, en el día de ayer conocíamos que el gobernador del BoE, el canadiense Mark Caney, era especialmente optimista sobre la fecha de consecución de dicho objetivo, fijada inicialmente en el año 2016.

La economía de Reino Unido ha mejorado sensiblemente en el segundo trimestre (como también ha ocurrido en países como España). Ello ha motivo que las empresas encaren el futuro con mejores perspectivas de negocio. Una confianza en el porvenir (la mayor en más de dos años) que se traduce en un aumento de las posibilidades de contratación. Lo cierto es que, al analizarse los datos de los últimos tres meses, el optimismo de los empresarios está más que justificado. Por primera vez desde 1992, la totalidad de sectores productivos británicos han crecido en el primer mes del verano. Especialmente notable resulta la evolución del sector servicios, que supone la tercera parte de la economía inglesa y que se sitúa en su cota más alta desde 2007. La construcción, el sector más afectado por la crisis, también comienza a ver la luz al final del túnel.

El alcance de esta esperanzadora recuperación se comprobará a finales del próximo año. De acuerdo con las últimas estimaciones, la economía británica debería repuntar un 2,5% en el segundo semestre del año 2014, una cifra que constataría el fin de la crisis. La evolución del PIB inglés ha sido algo mejor que la de la eurozona. En 2009 cayó un 4% y desde entonces siempre ha registrado tasas positivas. El índice de desempleo sin embargo pasó del 4,7% en 2011 al 8,1% en 2012.

Fuente: elEconomista

Foto: images_of_money

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...