¿Hubiera sido rentable Madrid 2020?

La derrota de Madrid en la carrera olímpica evita el incremento de la deuda del consistorio pero aleja un importante beneficio en materia de imagen.

madrid

Finalmente, a la tercera tampoco fue la vencida. La candidatura olímpica de Madrid fue desestimada por los miembros del COI, quienes incluso consideraron que Estambul estaba por encima de la capital española. De este modo, el triunfo de Tokio echaba por tierra el gran trabajo de preparación realizado tanto por la propia organización de Madrid 2020 como por las distintas Administraciones Públicas. Superada la decepción inicial, no está del todo claro si la organización de unos Juegos Olímpicos es rentable desde el punto de vista económico.

Sin embargo, la primera incógnita de todas, la de a cuánto asciende la inversión total a realizar, es la que menos inquietaba a la candidatura madrileña. No en vano, el 80% de las infraestructuras necesarias ya están completadas, incluyendo algunas de las construcciones más costosas. Esto también se traduce en una reducción del número total de empleos que pueden crearse para completar la villa olímpica, a los que hay que sumar obviamente la contratación generada indirectamente durante la cita deportiva. En este apartado, no cabe ninguna duda de que los JJOO actúan como un bálsamo para cualquier ciudad.

El impacto en los mercados resulta más difícil de cuantificar. Para ello, tenemos que echar la vista atrás y comprobar cómo les fue a Atenas, Londres y Río de Janerio. Generalmente, la designación de la ciudad como sede olímpica supone una subida considerable del selectivo nacional durante las semanas siguientes. No obstante, pasada la euforia la situación vuelve a normalizarse y las ganancias son mínimas. A partir de esta semana tendremos ocasión de ver cuál es la evolución del Nikkei, que cerró el pasado viernes con una caída del 1,45%.

Lo que está fuera de toda consideración es que la imagen de la ciudad sale enormemente reforzada. Se calcula que la organización de unos JJOO genera una resonancia mediática equivalente a una campaña publicitaria de 750 millones de euros. A ello cabe sumar elementos intangibles pero importantes como el factor anímico y los alicientes para los inversores. Los pros superaban por tanto a los contras.

Fuente: ABC.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...