¿Hay vida después de la crisis?

Las previsiones del FMI y los informes de la mayoría de expertos coinciden en rebajar la euforia sobre la recuperación económica.

mas alla de la crisis

Hagamos un breve ejercicio de fe y supongamos que efectivamente estamos ante el umbral del fin de la crisis o al menos de la recesión. Lo que tendríamos ante nosotros sería un país profundamente sacudido por los problemas económicos pero con un enorme potencial para salir adelante. Bajo este prisma, ¿qué nos aguarda a la salida del túnel? Según las previsiones del FMI, España todavía debe esperar para que se repitan tasas de crecimiento mínimamente sólidas, lo que augura varios años de estancamiento. En cualquier caso, distintos analistas coinciden en señalar que, si bien podemos haber tocado fondo, quizá se demore un poco más nuestra salida a flote.

Como nota positiva, la mayoría de análisis de la situación española en los próximos meses rechazan la posibilidad de tener que ser rescatados. Un consuelo pírrico pero que contrasta notablemente con la situación vivida hace ahora mismo un año, con la bolsa en mínimos históricos y la prima de riesgo escalando hasta los 639 puntos básicos (ayer cerró en los 320 puntos). Con todo, los expertos menos eufóricos no descartan la posibilidad de que tras experimentar varios meses de crecimiento del PIB vuelvan los datos negativos. Es la llamada evolución con forma de “W”, uno de los principales temores de los analistas. Santiago Sánchez Guíu, economista de la Universidad Carlos III, advierte de que los daños causados al tejido productivo español durante más de cinco años de crisis ralentizarán notablemente la recuperación.

El mercado laboral, probablemente el mejor indicador de los estragos de la crisis, también será un lastre para el crecimiento, puesto que todas las previsiones contemplan que la tasa de paro se mantendrá en niveles muy elevados durante los próximos años. Más optimista se muestra Henrik Lumholdt (Inside Economics), quien señala que de no variar la actual política fiscal podrían darse tasas de crecimiento intertrimestral del 1%. Lumholdt reconoce en cualquier caso que la evolución del contexto internacional será clave para apuntalar la recuperación española. Las dificultades para acceder al crédito son también rémoras para conseguir un crecimiento sostenido del PIB.

Fuente: El Economista

Foto / billjacobus1

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...