Hacienda confirma su sanción a las reformas domésticas no comunicadas

Los inmuebles que hayan realizado reformas que han provocado un aumento de su superficie y no lo hayan comunicado deberán abonar sesenta euros.

reformas

El Ministerio de Hacienda parece decidido a llevar adelante su polémica sanción a no menos de tres millones de hogares. El motivo, haber realizado una obra que haya aumentado la superficie de la vivienda y no haberlo notificado en tiempo y forma a este ministerio. La operación de cobro de las multas ya se habría puesto en funcionamiento con la notificación a los afectados de que se ha abierto el expediente, que desembocará en una multa de sesenta euros por inmueble.

Conocido como “catastrazo”, las repercusiones de esta decisión de Hacienda van más allá del pago de las sanciones, ya que modifica las características fiscales del inmueble y, por ende, de los pagos. Este será sin duda el apartado que tendrá una mayor repercusión, que los ayuntamientos podrán incrementar el IBI de las viviendas y demás propiedades afectadas durante los próximos cuatro años. Paralelamente, la cuantía del importe del IRPF correspondiente a las viviendas no habituales también sube. Este tributo se sitúa entre el 1 y el 2,1% del valor catastral del inmueble.

A todo lo anterior cabe añadir el menos conocido Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, que afecta a las plusvalías generadas por la venta de una propiedad (aunque, en las actuales circunstancias, se antoja difícil). En suma, Hacienda se embolsará directamente 180 millones de euros por las sanciones y una cantidad variable y no demasiado significativa (hablamos de algunos metros más en cada vivienda) que se ingresará a partir de 2015. Se calcula que las propiedades afectadas se reparten entre mil municipios.

Con todo, el “catastrazo” solo afectará a los inmuebles situados en núcleos de poblamiento de tamaño medio o pequeño. Esto abre la puerta a que próximamente se realicen las mismas revisiones en las ciudades más pobladas, algo que plantea más problemas por la metodología utilizada para cuantificar las ampliaciones. En esta ocasión, la mayoría de expedientes se originan tras la toma de fotografías aéreas y la revisión de las licencias de obras. Hacienda se toma muchas molestias para cobrar.

Vía: Libre Mercado

Foto: Jorge Sanz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...