Grecia utiliza a Rusia para presionar a Europa

Tsipras se reúne con Putin en San Petersburgo en plena tensión por las negociaciones con la troika. Rusia le habría ofrecido ayuda financiera.

grecia

Pocos analistas se atreven a poner una fecha límite para que la troika y el Gobierno de Grecia alcancen un acuerdo que evite la quiebra del país heleno y asegure los pagos correspondientes a los proveedores, si bien nadie discute que esta podría estar muy cerca. Las posturas siguen enconadas y cada declaración que parece avanzar un acuerdo es inmediatamente desmentida por otro interlocutor. En este juego de presiones, Atenas ha dado un paso bastante arriesgado pero efectivo al realizar una visita a San Petersburgo.

Aprovechando la celebración de un foro económico en la ciudad rusa, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, se ha desplazado hasta allí para reunirse en privado con el presidente ruso Vladimir Putin. Como no podía ser de otro modo, el encuentro ha levantado una gran expectación por cuanto supone la reunión de dos de los líderes mundiales que más quebraderos de cabeza están causando a la Unión Europea. Aunque ninguna de las partes ha reconocido este extremo, todo apunta a que Rusia habría vuelto a ofrecerse como acreedor a Grecia.

Esta eventualidad hace tiempo que está encima de la mesa, junto con un supuesto interés de China en invertir en el país del Egeo y en comprar su deuda pública (esta posibilidad tampoco ha sido confirmada por Pequín). Ello da la sensación de que Tsipras no busca tanto una alternativa financiera pera su país sino lanzar un mensaje a las autoridades comunitarias. La opción de que se produzca la creación de un frente alternativo a la UE encabezado por Rusia es muy poco probable, lo que no evita que cree cierta inquietud.

Los dirigentes rusos no han vacilado a la hora de asegurar que, si Grecia lo pide formalmente, están dispuestos a conceder préstamos al Ejecutivo de Syriza (formación que, de acuerdo con las últimas encuestas, ganaría ampliamente unas hipotéticas elecciones en estos momentos). La tensión no deja de subir de nivel y no parece que esa sea la mejor forma de alcanzar un acuerdo. En cualquier caso, Grecia parece estar jugando ya sus últimas cartas.

Vía: La Vanguardia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...