Grecia aprueba el plan de ajuste y se libra de la bancarrota

Finalmente, y de manera acelerada, el plan de ajuste salomónico que el Parlamento griego debía aprobar por mayoría, y que contiene los requisitos fundamentales exigidos desde Bruselas para poder recibir la quinta partida de su rescate, fue aprobado ayer. Tras semanas de luchas internas entre el primer ministro Yorgos Papandreu y la oposición, que se negaba en redondo a dar su brazo a torcer y prestar su apoyo al Gobierno, con el fin de dar confianza a los mercados y seguir recibiendo ayuda de las arcas de la Unión Europea, el Parlamento se ha mostrado consecuente y ha elegido la opción menos mala.

Plaza Syntagma, donde se encuentra en Parlamento griego.

El Gobierno griego es consciente de que la aprobación de esta medida posiblemente tenga un coste social que se note en las urnas, al mismo tiempo que los efectos negativos se harán sentir entre los sueldos de jubilados y funcionarios, mientras que el resto de la población tendrá que afrontar una radical subida de impuestos y la privatización de las empresas estatales. No obstante, y según se afirma desde casi todos los medios de comunicación, la opción del rescate parece ser menos dramática que la de la bancarrota.

La decisión del parlamento se ha adoptado en medio de la cuarta huelga general en Grecia en lo que va de año, que esta vez ha durado 48 horas y que se ha saldado con fuertes disturbios en la vía pública y enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas del orden. La aprobación del plan de ajuste no solo se salvó a última hora, como ya hemos dicho, sino que el margen fue también mínimo: 155 votos a favor, superando los 151 necesarios para obtener mayoría absoluta; 183 votaron en contra, hubo cinco abstenciones y otros dos diputados no se presentaron. En total, el Parlamento griego cuenta con 301 escaños.

Foto por Leandro’s World Tour en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...