Gasolina a menos de un euro

Varias cadenas de supermercados utilizan el combustible como un producto gancho para llenar sus establecimientos

Gasolinera

“Gasolina a menos de un euro”.  Este es el eslogan con el que grandes hipermercados están utilizando como gancho para atraer a los consumidores a que se paseen por sus surtidores y de paso hagan caja en los supermercados. La bajada del precio del petróleo ha posibilitado que aparezcan nuevas técnicas de marketing que captan la atención del cliente con la gasolina a precios bastante bajos.

El barril de petroleo ha bajado considerablemente su precio, pero esto no se debe a un abaratamiento en la extracción del crudo sino a la guerra económica que mantienen en la distancia Rusia y EEUU. El gobierno de Obama sigue empeñado en seguir debilitando la economía del gigante a base de mermar sus beneficios en uno de los pilares de su economía, la industria energética. El gas y el petróleo rusos no pueden competir en precios con el país americano.

Como anuncia uno de los principios más básicos de economía: La competencia favorece al consumidor. Si la cara b de la moneda es Rusia, que está viendo como su economía se desploma, la parte positiva está vez es para los conductores. El pocos meses el precio de la gasolina ha pasado de superar el 1.40 euros por litros a situarse por debajo del euro el litro del preciado combustible. Los precios han caído a niveles que no se registraban desde el 2010. 

La repercusión de esta guerra entre grandes potencias es claramente apreciable en el bolsillo. De media cuesta unos 12 euros menos llenar el depósito ahora que en inicios de 2014. Además de las repostadoras de los hipermercados que utilizan la gasolina como producto gancho también están apareciendo nuevas empresas, que podríamos denominar de marca blanca, que también están haciendo que los precios bajan progresivamente bajando.

Las compañías históricas enfocadas al negocio de las gasolineras están viendo como su oligopolio se va desvirtuando y sus beneficios se reducen. La solución que han decidido aplicar los gestores ha sido bajar los precios pero amparándose en la mejor calidad de sus productos mantenerlos por encima de los de la competencia.

Cada día que pasa la gasolina está unos céntimos más barata. Pero la duda es si cuando está guerra entre EEUU y Rusia se enfríe, ¿los combustibles volverán a sus tarifas habituales o si por el contrario la mayor competencia en el sector energético, propiciado por las gasolineras de marca blanca, conseguirá que los precios se mantengan estables?

Vía: El País

Imagen: jgoge

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...