Fitch constata fuertes diferencias entre el impacto de la crisis en el norte y en el sur de España

Siete comunidades autónomas, con Navarra a la cabeza, vivieron un deterioro económico por debajo de la media nacional. Andalucía y Extremadura, las más perjudicadas.

spain

Superada la Gran Recesión en España (2008-2013), en los últimos meses han proliferado estudios de todo tipo cuantificando la evolución de distintos indicadores macroeconómicos durante tan crítico periodo de nuestra historia. El mercado inmobiliario o el índice de desempleo han sido algunos de los más recientes, constatando en todos ellos grandes diferencias entre las distintas regiones de España. La agencia Fitch pasa revista a los principales parámetros de nuestra economía y concluye que las diferencias históricas entre las autonomías españolas se han acentuado durante la crisis.

Realizando un cálculo medio sobre el deterioro de la economía española durante tan nefasto lustro, la agencia estadounidense afirma que la tasa de paro registrado alcanzó el 25%, el PIB cayó cerca de un 6%, la economía sumergida repuntó hasta el 24,6% del PIB y el déficit público escaló hasta el 6,8% (llegó a superar el 10% en 2012 si se contabiliza el importe del rescate a la banca). Estos parámetros dibujan una imagen desoladora que, sin embargo, contrasta considerablemente con la de autonomías como Navarra.

La Comunidad Foral no superó el 16,2% de paro (nueve puntos menos que la media nacional), vio caer su PIB un 3,9% (más de dos puntos menos que el conjunto de España) pero el volumen de la economía sumergida se movió exactamente al mismo nivel que el resto del país. Respecto al déficit, no pueden establecerse comparaciones entre los datos nacionales y los autonómicos por arrogarse el Estado muchas más obligaciones financieras que las comunidades. Euskadi, Galicia, Comunidad de Madrid, Cataluña, Baleares y Castilla y León también superaron la media nacional.

En el extremo opuesto, Murcia, Comunidad Valenciana y Extremadura sufrieron desplomes de su PIB por encima del 8%, Andalucía vio escalar su tasa de paro por encima del 35% y Castilla-La Mancha llegó a presentar un déficit de dos dígitos. En cuanto a la economía sumergida, en Extremadura y Canarias alcanzó un considerable 33% de la economía regional (uno de cada tres euros que se movían en estas regiones no estaba declarado).

Vía: El Mundo

Foto: Nemo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...