España solicita a Bruselas flexibilizar el déficit público de 2013

La Unión Europea establece, como mucho, un 5,5% de décifit público

dinero

La situación económica de España no mejora tal y como el Gobierno había previsto y, consecuentemente, no es probable que vaya a cumplir con los requisitos de déficit que estableció con la Unión Europea.

Es por ello que el Estado- que ya ha confirmado que lo tiene muy difícil para llegar a los criterios que estipuló con Bruselas-lleva días sopesando cifras para proponer a la Eurozona un nuevo acuerdo que si pueda alcanzar. Si en un principio se había fijado un déficit, para este 2013, del 4,5% del Producto Interior Bruto (PIB), se baraja ahora la posibilidad de aumentarlo hasta un 6% del PIB. Así lo han anunciado fuentes gubernamentales. Algo que no termina de estar tan claro en Bruselas, desde donde insisten en que el objetivo alcance, como mucho, en 5,5%.

Paralelamente, se especula con que desde la Unión Europea se de un poco más de tregua al país para que salda de la crisis que le acecha desde hace años. Uno de los rumores que con más fuerza suena estos días, es la posibilidad de que se consigan dos años más para aplacar el déficit público.

Además, más que una cifra en concreto, en lo que siempre insiste Bruselas es en las medidas que los países deben reformular para salir del bucle y reorientar su economía, impidiendo que vuelva a producirse una situación tan grave como la que se está viviendo actualmente. En este punto, no cabe duda de que España se puso las pilas. Prueba de ello, sus subidas de impuestos, recortes múltiples y demás acciones que tanto perjudican a los ciudadanos.

Con todos estos cambios, las nuevas perspectivas de España prevén un 6% de déficit este 2013; un 4% en 2014; y un 3% en 2015. Para esto, los ajustes deberían limitarse a cerca de 10.000 millones de euros este año.

Estos acuerdos se cerrarán tras las vacaciones de Semana Santa, cuando se producirá una reunión entre Olli Rehn, comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, y el ministro de Economía y Competitividad español, Luis de Guindos. Durante el encuentro, uno de los puntos más necesarios será intentar que la Comisión Europea flexibilice un poco más sus criterios, porque “el ajuste es necesario, pero no acaba de dar resultados: la cuestión es si se puede hacer más llevadero. Hay que revisar el ritmo y hacer un control de daños en los países comprometidos con las reformas. De ahí el cambio de lenguaje que ya se detecta. Lo ideal sería ir más allá, un mix con reformas a la alemana y políticas macroeconómicas anglosajonas; de lo contrario se corre el riesgo de que recaiga un coste excesivo de la crisis en esta generación”, han indicado desde la Moncloa al diario español El País.

Foto: 59937401@N07

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...