España, país de empresarios

Las rentas empresariales en España superan por primera vez a las rentas de los asalariados. Esta es la principal conclusión que se saca tras los últimos datos del PIB y de la población activa en España. Como solución a la crisis, el gobierno popular promueve una generación masiva de empresarios mediante el aumento de la liquidez que se persigue tras la última reforma del sistema financiero.

Cuando hace no mucho afirmé en un post anterior que el gobierno del Partido Popular quería que los españoles nos convirtiésemos todos en empresarios no iba mal encaminado. Puede parece que la sentencia sea exagerada y lo es, pero los últimos datos sobre población activa y sobre el PIB retratan un país cada vez con menos asalariados. En momentos de crisis se dice que la imaginación es lo que nos puede sacar del hoyo, y eso es lo que pretenden los conservadores, Mariano Rajoy al frente. La solución a la crisis no pasa por crear empleo, ni tampoco por aprobar oposiciones, sino por darse de alta de autónomo o crear una empresa, y generar competencia en los mercados tan despoblados últimamente.

Mario Draghi

La última EPA (Encuesta de Población Activa) y la intervención del ministro de Economía, Luis de Guindos, en el último pleno parlamentario, dibujan un panorama desolador en España en cuestión de empleo. 2012 será un año nefasto para conseguir trabajo y buena muestra de ello es que muchos de los currículum que se envían a las empresas pasan directamente a la papelera. Eso, si la empresa sigue en pie y no ha quebrado antes. La reforma del sistema financiero prevé que en pocos meses se reactive el crédito en España. El ministro De Guindos confirmó las palabras del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, que hacían referencia a España como el país donde más se había contraído el crédito bancario en los últimos meses. Parece que la solución a la crisis en España pasa por avivar la liquidez.

El trabajo de funcionario tampoco es que esté de moda para el gobierno español. No sólo hay que hablar de los recortes en sanidad y educación, sino en el brusco parón que se ha producido en España para la contratación de funcionarios. Las oposiciones, la clásica vía de escape ante un panorama económico crítico, son cada vez más perseguidas por los gobiernos. Y, a su vez, los funcionarios son tratados como una especie de freno para la recuperación económica. No es de extrañar que la Generalitat Catalana vaya a recortar un 3% el sueldo a sus empleados. Ante este panorama laboral, se entiende a la perfección que las rentas empresariales hayan superado por primera vez a las de los asalariados, que apenas cuentan con un 46% del PIB, un mínimo histórico. Se podría decir que los 15,7 millones de personas asalariadas que existen en este país son una especie en peligro de extinción. Así lo quiere el gobierno, aunque suene exagerado.

Foto: worldeconomicforum

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...