España financia su deuda a corto plazo a intereses negativos por primera vez

El Tesoro realiza una subasta de letras en la que cobra un interés negativo del -0,002%, la primera de este tipo en toda su historia.

deuda

Una de las consecuencias más evidentes del exceso de masa monetaria derivado de las distintas acciones del Banco Central Europeo (BCE), y no nos referimos solamente al QE, es que los bonos y letras de los Estados se han convertido en una suerte de refugios para el dinero. Si a ello se le une el contexto de semi deflación, el resultado es un panorama muy poco halagador para los ahorradores pero profundamente satisfactorio para los sujetos más manirrotos, caso de los Estados.

En la subasta celebrada el pasado martes, el Tesoro Público colocó 4646 millones de euros en letras a seis y doce meses. La noticia no tendría, por desgracia, mayor trascendencia, ya que estamos acostumbrados a que el Estado refinancie periódicamente su ingente volumen de deuda. No obstante, lo más llamativo del proceso ha sido el tipo de interés que los inversores han asumido por los títulos a medio año: -0,002%. Dicho de otro modo, España cobrará a los tenedores de su deuda a corto plazo por haber comprometido su dinero.

Este hecho, sin precedentes en la historia de España, supone un paso más en el contexto de fuerte caída de los intereses del dinero, tanto el emitido por el BCE como el contratado a través de distintos productos financieros (créditos, depósitos…). El Gobierno se felicita por el hecho de que nuestro país pase a engrosar la lista de países que cobran por colocar algunos tipos de letras, como Alemania, Suiza, Holanda, Austria, Eslovaquia, Dinamarca, Suecia y Francia en Europa. Suiza ha llegado a cobrar un 1% por sus bonos a cinco años.

Normalmente, con la excepcionalidad helvética comentada, los intereses negativos se dan únicamente en las letras a corto plazo. Los inversores valoran el hecho de que durante un breve intervalo de tiempo su dinero estará protegido. Esta filosofía supone un cambio en el paradigma de la gestión de capitales, puesto que la rentabilidad ha quedado completamente orillada en pos de la seguridad. Evidentemente, quienes así operan se trata de grandes patrimonios con mucho dinero que blindar.

Vía: 20minutos

Foto: geralt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...