España, cerca del bono basura

La temida condición de bono basura hace tambalear el país. La agencia de calificación Moody’s ha rebajado de A3 a Baa3 la nota de la deuda española. El diferencial entre el bono alemán y el español ronda ya el 7% de interés, una de las cifras más temidas entre los expertos economistas. Y la prima de riesgo se sitúa casi en los 560 puntos. Lo cierto es que España presenta números para ser un país rescatado. El problema es que acaba de pedir ayuda a Europa.

La temida condición de bono basura hace tambalear el país. La agencia de calificación Moody’s ha rebajado de A3 a Baa3 la nota de la deuda española, que se sitúa en unos niveles históricos, por lo catastróficos que son. El diferencial entre el bono alemán y el español ronda ya el 7% de interés, una de las cifras más temidas entre los expertos economistas. Pagar siete veces más de intereses por comprar deuda española que alemana va ha provocar que muchos inversores decidan no arriesgarse más con los títulos de deuda pública emitidos en España. De esta manera, el país pierde capacidad de financiación y, por lo tanto, tiene más difícil generar crecimiento económico y empleo. La prima de riesgo se sitúa casi en los 560 puntos y todo el mundo comienza a preguntarse dónde está el fin de todo esto.

España roza el bono basura

No se ha cumplido ni una semana desde que España fuera rescatada por Europa para evitar la quiebra de sus sistema financiero y la respuesta de los mercados ha sido contundente. Con 100.000 millones de euros no se va a ningún sitio, no se saldrá de la crisis y, por supuesto, esta cantidad tendrá que dar paso a otra nueva suma de dinero para sanear las cuentas del país. ¿Cómo es posible que se lleguen a cotas tan críticas justo después de haber sido rescatado? Los números y la confianza que presenta España son los propios de un país que necesita ser rescatado. Si esto ya se ha producido, ¿qué nos queda ahora? ¿Cómo se arregla esta situación?

Desde la propia agencia de calificación justifican la decisión de rebajar la nota de la deuda española, precisamente, por el hecho de haber tenido que pedir ayuda a Europa para sanear su sistema financiero. De este modo, Moody’s ve en esta actuación una clara señal de debilidad económica y nunca de fortaleza. Lo cierto es que esta calificación que, repito, roza la altura del bono basura, no ayuda nada a abrir los mercados a la economía española. Tras este severo toque de atención, cada vez será más difícil si cabe atraer inversores para poder financiar el país. Así, se prevé que la economía española se halle atada a los fondos europeos durante muchos años. La deuda que han creado los bancos con sus malas prácticas (destinadas, principalmente, al negocio inmobiliario) las vamos a tener que pagar todos los ciudadanos. Así es como se paraliza un país.

Foto: Images_of_Money

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...