España no consigue atraer la inversión industrial china

A pesar de la mayor competitividad laboral, España carece de los alicientes que las grandes inversiones chinas sí encuentran en países más ricos.

huaweiDurante la última década, y de manera muy especial desde 2008, notables cantidades de capital chino han salido del gigante asiático para invertir en sectores estratégicos en Europa y Norteamérica. Por su situación geoestratégica y sus posibilidades comerciales, España parece a primera vista un país muy interesante para invertir. La realidad sin embargo es que, a pesar de los esfuerzos diplomáticos llevados a cabo por distintos gobiernos, nuestro país sigue sin resultar atractivo para las grandes firmas chinas relacionadas con la tecnología y la innovación.

La inversión de las grandes firmas chinas en Europa se concentra en dos grandes sectores. Por un lado, afianzar sus servicios en el viejo continente y aumentar su red comercial de almacenamiento y tratamiento de datos (servicios que ofrecen, por ejemplo, a la española Telefónica). El segundo ámbito de negocio es mucho más interesante por el volumen de dinero que mueve. Se trata ni más ni menos que de pasar de ser meros proveedores de firmas occidentales a convertirse en grandes plataformas que suministran productos de alta calidad a los usuarios.

Por lo que respecta a la primera línea de actuación, España sí que cuenta con importantes empresas chinas operando en su territorio, caso de la emergente firma tecnológica Huawei. Desgraciadamente, los esfuerzos por conseguir que estas mismas compañías confíen en nuestro país para instalar grandes factorías (con el consiguiente impacto positivo en el mercado laboral) o centros de desarrollo tecnológico no están fructificando. En este sentido, España resulta menos competitiva de lo que cabría esperar a ojos de estas firmas, ya que no existen por ejemplo laboratorios universitarios que trabajen específicamente en estos campos.

Es de destacar que el propio Gobierno podría contribuir a mejorar este último aspecto si optara por promover deducciones o exenciones fiscales a aquellas empresas que decidieran crear un laboratorio vinculado a una universidad. Precisamente, Huawei ya se beneficia de estas mismas medidas en Reino Unido y Alemania, por lo que sorprende notablemente que un país con menores costes laborales como el nuestro no culmine un proceso tan sencillo como rentable.

Vía: Expansión

Foto: vernieman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...