El Tesoro estadounidense exige un acuerdo rápido para evitar la quiebra

El presidente del Tesoro de los EEUU avanza que las reservas de la institución rondan los 30.000 millones de dólares.

Jacob Lew

A pesar de estar mostrando síntomas evidentes de recuperación, la economía norteamericana podría enfrentarse en menos de un mes a una situación insólita en su historia. Según los cálculos de las autoridades del Tesoro, la institución financiera podría quedarse sin fondos en torno al 17 de octubre. Tan inédito episodio tendría como consecuencia más obvia la declaración de bancarrota y la priorización de determinados pagos en detrimento de otros. Una situación en definitiva que pesaría como una losa sobre la reputación de los Estados Unidos.

Concretamente, ha sido el propio secretario del Tesoro, Jacob Lew, quien ha salido a la palestra para alertar sobre las consecuencias de no alcanzar un acuerdo que eleve el techo de deuda. Además, Lew pide que la respuesta de las cámaras sea más rápida y contundente que la vivida en 2011 o, más recientemente, en las negociaciones de diciembre de 2012 para evitar el llamado abismo fiscal. El secretario del Tesoro calcula que en estos momentos las reservas de la institución no superan los 30.000 millones de dólares.

El acuerdo entre demócratas y republicanos se antoja sin embargo muy difícil. La oposición está convencida de que el presidente Obama está sirviéndose de una situación crítica para presionar a favor de sus medidas. No en vano, los republicanos sostienen que el grueso de la deuda se debe en gran parte a la controvertida reforma sanitaria, por lo que condicionan su apoyo a la retirada de la medida estrella del presidente. Ni qué decir tiene que Obama no está precisamente por la labor.

Los presupuestos aprobados en abril marcaban un techo de deuda y unos objetivos de déficit que parecían plausibles, a pesar de lo cual esta consecución se debió a la voluntad republicana de poner coto al endeudamiento de los últimos años. Esta solución era no obstante temporal y la oposición aprovechará lo delicado de la situación para intensificar su presión. La mayoría de analistas políticos se muestran totalmente desconcertados sobre el futuro de las negociaciones, pero saben que no alcanzar un acuerdo sería nefasto para todos.

Fuente: Libre Mercado.

Foto: Chairman of the Joint Chiefs of  Staff

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...