El petróleo apaga la estrella de Harper y los liberales regresan al poder en Canadá

El impacto de los bajos precios del crudo en la economía canadiense y la respuesta gubernamental al respecto han condicionado las últimas elecciones federales.

petroleo

Muy probablemente, nos encontramos ante el primer caso en el que un gobierno no es reelegido a causa de los bajos precios del petróleo y todo lo que ello comporta. Esta lectura presenta, obviamente, mil y un matices, pero es evidente que el impacto del desplome del barril de crudo en las cuentas canadienses ha condicionado el comportamiento electoral de la población. De este modo, los comicios federales celebrados el pasado lunes 19 marcaron el final de casi una década de gobierno del carismático Stephen Harper.

El Partido Conservador del hasta ahora primer ministro no pudo finalmente revertir los negros sondeos publicados durante la campaña. A pesar de mejorar ligeramente las previsiones, el 32,1% obtenido por Harper relega a su formación a la segunda posición y acaba con un mandato que se inició en 2006 y que había sido renovado en dos ocasiones (2008 y 2011). Durante todo este tiempo, Canadá ha avanzado decididamente por la senda de las rebajas fiscales y la liberalización de determinados sectores, dejando un país menos dependiente de la iniciativa estatal.

El reverso de la moneda lleva la efigie del joven Justin Trudeau, hijo a su vez del popular ex primer ministro Pierre Trudeau. El líder del socialdemócrata Partido Liberal ha conseguido que su formación pase del tercer al primer puesto con el 39,5% de los sufragios, un nivel de apoyos que, gracias al sistema electoral canadiense, le ha dado una cómoda mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes. La hasta ahora segunda fuerza, el centrista Nuevo Partido Democrático, protagoniza un verdadero descalabro al quedarse con el 19,4% de los votos.

Como comentábamos, el petróleo ha tenido un peso inusitado durante los debates electorales, acusando al actual primer ministro de anteponer los intereses de las grandes compañías petroleras a cualquier cuestión medioambiental y de no contar con planes de choque para mitigar el impacto de la actual coyuntura de precios en el país. Trudeu se ha comprometido a elevar ligeramente el déficit público durante los próximos tres años para acometer distintas inversiones estatales.

Vía: BBC.

Foto: Leonid Ikan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...