El Partido Popular y sus problemas con los números

Mientras en Davos el ministro de Economía, Luis de Guindos, defendía el modelo de recortes sociales para llegar el menor déficit posible, la polémica se desata entre España y la Unión Europea sobre el inflamiento de los datos del déficit de la legislatura anterior. Entre tanto, la cifra de parados no cesa de aumentar y las medidas propuestas por los populares siguen sin dar sus frutos.

En apenas dos meses y medio que el Partido Popular lleva en el gobierno ya se ha ganado la primera polémica con Bruselas. Dicha controversia apunta a los datos de déficit que la formación política dirigida por Mariano Rajoy presentó sobre la anterior legislatura, la del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. En este sentido, hay que apuntar que los rumores sobre un inflamiento de dichos números por parte del Ejecutivo español parecen exagerados, pues aún no se ha demostrado tal amaño. Sin embargo, desde la Comisión Europea comienzan a sospechar de las bondades de Rajoy y sus ministros.

Luis de Guindos en Davos

Es cierto que cuando en Bruselas se dice algo, el Partido Popular acata inmediatamente la orden. En esto tenemos un ejemplo reciente con la intervención del ministro de Economía, Luis de Guindos, en la Conferencia de Davos. Allí, el político español señaló que desde Madrid serían más inflexibles, aún si cabe, sobre el déficit fiscal. En este sentido, apuntó a una estricta dieta sobre gastos sociales. Los recortes se avecinan: no son una mera especulación, son una realidad. De Guindos aseguró que el déficit cero tiene como objetivo crear una economía atractiva para los mercados y, por tanto, un mejor panorama para la creación de empleo.

Todas estas buenas promesas, expuestas ante el público del Foro Económico Mundial, son bien recibidas en los medios de comunicación, pero no entre la población y parece ser que por el momento, tampoco entre los inversores. La reforma laboral que da una mayor cobertura legal a los despidos, así como los ajustes económicos, no parece que estén llamando la atención de los mercados. Mariano Rajoy ya ha comunicado al pleno parlamentario que los recortes no tendrán un efecto inmediato en la mejora económica. Es más, la recesión que comenzó en el último trimestre del 2011 se mantendrá durante buena parte del 2012.

Además, la creación de empleo deja bastante que desear. No hace mucho tiempo salió a la luz los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), que situaba en España una tasa de desempleo histórica, que se acercaba a los 5’3 millones de parados. Aún así, la cifra puede empeorar en este primer trimestre del 2012 y mantenerse constante durante los siguientes meses. Las medidas impopulares tomadas por los conservadores españoles no darán sus frutos a corto plazo, sino más bien a largo plazo, cuando la situación general se haya calmado definitivamente. Quedan muchas más polémicas por vivir.

Foto: worldeconomicforum

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...